¡Tus hijos siempre te están mirando!

4 Dic
VÍA mentesana.es
Y lo aprenden todo… Una bonita historia que nos recuerda que todos envejeceremos y que siempre seremos el principal ejemplo para nuestros hijos. Jorge Bucay
  • Hijos siempre nos miran

Siempre recuerdo el impacto emocional que sentí al entrar en aquella escuelita de un pequeño pueblo de Alemania, donde había sido invitado a compartir un espacio con mi amigo el actor Edgar Bürke y un grupo de jóvenes adolescentes.

La pancarta que colgaba del techo permanentemente estaba puesta de un modo que era imposible entrar en esa sala sin notar su presencia.

El texto, en grandes letras azules, exhibía una sola frase que me he vuelto a encontrar más tarde una veintena de veces en otros sitios, pero que, en ese momento, en ese lugar y quizás en ese idioma, no pretendía en absoluto un tono amable ni conciliador. Decía más o menos:

“Ten cuidado siempre… ¡tus hijos te están mirando!”.

Cuando compartí mi sensación con Edgar, él me contó esta historia que tanto tiene que ver con este tema, y que transcurre en una ciudad cualquiera, similar a esta en la que tú vives.

Un cuento sobre la anticipación

La historia habla de un anciano internado en un geriátrico, de su hijo, un importante directivo de una empresa multinacional, y de su nieto, un adorable muchacho que ama a su abuelo.

El relato comienza un día en el que el joven pasa por la oficina de su padre.La secretaria lo anuncia y lo hace pasar.

—¿Qué necesitas? —pregunta el padre, de un modo bastante hostil—. ¿Otra vez te has metido en problemas? Porque si estás aquí…

—Yo no necesito nada —contesta el joven, un poco desafiante—. Ya te he dicho que no pienso pedirte nada más si lo puedo evitar. El tema es el abuelo.

—¿Qué pasa con tu abuelo? Seguro que está bien; si no, ya me hubieran avisado.

—Te han llamado tres veces del geriátrico, pero no reciben respuesta. Les dicen que estás ocupado.

—Y es la verdad… Será alguna tontería. Le diré a mi secretaria que llame.

—Ya lo he averiguado yo —dice el joven—. El abuelo necesita que le mandes un pequeño calefactor, para su cuarto.

—¡¿Un calefactor?! —vocifera el hombre a gritos—. Con el calor que hace, por favor.

—He estado allí, papá… El lugar es bastante fresco y el abuelo pasa demasiado tiempo quieto. De todas maneras, es el abuelo quien dice que siente frío.

—Mira, yo no trabajo como trabajo para tirar el dinero —dice el padre—. Si necesita un calefactor, que se lo den en el geriátrico, que para eso me cobran cada mes la fortuna que me cobran…

Y si te parece que debes ocuparte de su temperatura, puedes comprarle al abuelo una manta con tu paga.

El joven sale de la oficina sin decir una palabra. Esa noche, cuando el padre llega a casa, ve al muchacho tendido en la sala con una manta extendida sobre la alfombra. Para su sorpresa, está cortándola por la mitad.

—¿Esta no será la manta que has comprado para tu abuelo? —le dice.

—Sí —contesta el joven, casi sin mirarlo.

—¿Y por qué la cortas por la mitad?

—Anticipación —contesta el joven.

—No te entiendo —dice el padre—. ¿Anticipación de qué?

—Sí —responde el joven, mientras sigue con su tarea—. Voy a llevar al geriátrico una mitad de la manta. La otra la guardaré para ti… para cuando tengas su edad.

Como digo, nuestros hijos nos miran y aprenden de lo que hacemos.

Anuncios

NIÑ@S HIPER REGALADOS

30 Nov

VÍA ¡NUEVA PÍLDORA! DE ALBERTO SOLER.

Si no os habíais fijado, os informo: queda justo un mes y cuatro días para Nochebuena. Y con la navidad tan cerca, es un momento perfecto para reflexionar sobre los niños y los regalos… ¿no pensáis también que nos estamos pasando? No quiero decir que no haya que hacer regalos por navidad, ni mucho menos, pero eso de inundar a los niños con tantas cosas puede no ser tan buena idea. Se acostumbran a lo material, lo exigen, cuanto más tienen, menos lo valoran… y nosotros acabamos creyendo que es una forma correcta de transmitirles nuestro afecto. Quizá nos estamos equivocando…

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fpsicologovalencia%2Fvideos%2F1656696857721850%2F&show_text=0&width=560

LOS ENGAÑOS DE LOS PRODUCTOS INFANTILES

27 Nov
Cierta industria alimentaria vende como beneficiosos productos en absoluto saludables para los niños. ¿Cuáles son las técnicas más habituales para confundir a los padres?

¿Recuerdas esos bollitos en los que pone “50% más de hierro”? ¿Esos yogures infantiles con “más proteínas”? ¿Y esas galletas avaladas por alguna asociación de médicos o pediatras? Te los encuentras en el súper cada vez que vas, y si no estás muy alerta, puedes comprárselos a tus hijos pensando que son saludables.

No lo son. En absoluto. Según un estudio de la Escuela de Salud Pública, el 80% de los productos comestibles para niños que se anuncian con ese tipo de reclamos no son beneficiosos para los menores, sino que son pobres en cualidades nutricionales y ricos en azúcar, sal o grasas trans. Es decir, perjudiciales.

Más de una cuarta parte de los niños españoles sufre de sobrepeso. Uno de cada 10 es obeso. Sin embargo, cierta industria alimentaria insiste no sólo en cautivar a los críos con trucos de mercadotecnia y un inclemente bombardeo publicitario (7.500 impactos anuales por infante), sino también en confundir a los adultos con todo tipo de triquiñuelas que disfrazan los efectos nocivos de sus productos. Si quieres conocerlos y que no te la cuelen, deberías ver el vídeo de arriba.

Dormir temprano conduce a niños más saludables y posiblemente más inteligentes

24 Nov

VÍA mamanatural.tv

Los estudios demuestran que los niños que se acuestan temprano (entre las 6:00 y las 9:00 p.m) y duermen más tiempo, son más sanos.

Dormir temprano lleva a que los niños sean más saludables y posiblemente más inteligentes. Estudios recientes demuestran que los niños que se acuestan temprano (entre las 6:00 y las 9:00 p.m) y duermen más tiempo, son más sanos y tienen habilidades cognitivas más fuertes en comparación con los niños que se quedan dormidos más tarde.

Los estudios encontraron que los niños que duermen más tarde – 10:00 pm o más tarde – tomaron más tiempo para quedarse dormidos, y eran más propensos a despertar en medio de la noche.

Los niños que se acuestan temprano no solo duermen mejor, sino también fueron capaces de funcionar a un mayor grado en la escuela. Un estudio realizado a niños de 7 a 11 años de edad, en el que los estudiantes fueron puestos a la cama una hora antes de su rutina normal, durante cinco noches, fueron calificados por sus maestros (que no eran conscientes de la hora de acostarse de los niños) como menos irritables e impulsivos que de costumbre.

En otro estudio, los investigadores informaron que los niños de 18 meses que se acostaron antes de las 10:00 pm tenían un menor riesgo de déficit motor, lingüístico y social en comparación con los niños que se acostaron más tarde.

Dormir bien, suficiente y en el horario correcto hace que la salud de los niños mejore. La hormona del crecimiento se produce durante los ciclos completos de sueño, el sueño crea cambios en las hormonas leptina y ghrelina, que regulan el apetito y el hambre.

Mientras los investigadores señalan que no hay una hora de acostarse estandarizada para los niños, recomiendan que se intente incorporar un horario de sueño más temprano preparando a los niños para la cama de 20 minutos a una hora antes de su horario regular. Vigilar su comportamiento al día siguiente, y ajustar en consecuencia.

Fuente y desarrollo: Redtri

Regálale a tu hijo un mejor futuro leyéndole durante 15 minutos al día

21 Nov

VÍA huffingtonpost.es

Los científicos han desvelado que leer cuentos de manera regular a los niños les aporta muchos beneficios de cara al futuro.

Es viernes, son las siete de la tarde y mi hija Mila sostiene un libro entre las manos mientras me observa con mirada expectante. Es hora de leer un cuento de buenas noches. Para muchas familias esto se ha convertido en un ritual nocturno obligatorio antes de que se apaguen las luces. Nosotros no somos una excepción.

Sea el cuento que sea, a la mayoría de los niños les encantan los libros, ya que cada historia ofrece la oportunidad de embarcarse en un pequeño viaje a otro mundo. A cualquier niño de cualquier edad le encanta que se le lea un cuento.

Lo que muchos padres desconocen es que están haciéndoles un maravilloso regalo a sus hijos: los expertos han revelado que leer cuentos de manera regular a los niños les aporta muchos beneficios de cara al futuro.

Según Simone Ehmig, directora del Instituto de Investigación en Lectura y Medios de Alemania, los padres que invierten 15 minutos al día en la lectura están marcando una gran diferencia para sus hijos.

A continuación se enumeran seis sorprendentes efectos que tiene la lectura en el desarrollo de los niños:

1. Los niños desarrollan una mayor imaginación y les resulta más fácil concentrarse

“Un niño al que se le leen cuentos de manera regular tiene más fantasía e imaginación que otros niños”, apunta Alexandra Winzinger, psicoterapeuta infantil y juvenil de Múnich. Además, mientras se le lee, el niño tiene que escuchar y prestar atención, “lo cual desarrolla la capacidad de concentración”.

2. Aprenden antes a hablar y a leer

“Mediante la observación de la mímica y el tono de voz que emplean la madre o el padre, el niño aprende a deducir el significado de la palabra que está escuchando. De este modo se refuerzan la adquisición del lenguaje, las habilidades lingüísticas y la competencia lectora”, afirma la psicoterapeuta.

PEXELS

Aquellos niños a los que se les lee poco podrían presentar dificultades en el futuro a la hora de imaginarse cómo se combinan las letras o cómo se producen los sonidos con la lengua. Por consiguiente, también les resultará más complicado aprender a escribir que a otros niños.

3. Obtienen mejores resultados en el colegio

“Estos niños obtienen calificaciones notablemente superiores a aquellos a los que no se les ha leído”, asegura Ehmig, investigadora en el campo de la lectura. Y esto no solo se aplica a la asignatura de Lengua, sino que también se ha observado un mayor rendimiento en otras asignaturas como Matemáticas.

“Por lo tanto, la lectura es una manera maravillosa de reforzar las oportunidades de formación de un niño”, señala la experta.

4. Son más inteligentes

Los niños a los que se les lee a menudo no solo son más creativos y productivos, también son más inteligentes, según han revelado los estudios.

Un grupo de científicos de la Universidad de Nueva York descubrió en 2013 que la lectura interactiva, consistente en hacer preguntas al niño y proporcionar explicaciones durante la lectura, aumenta su coeficiente intelectual en una media de seis puntos. De acuerdo con las conclusiones de los investigadores, este efecto se hace especialmente notorio antes del cuarto año de vida.

Para explicar esta situación, los científicos aducen que los niños expuestos a la lectura tienen una mayor estimulación cognitiva que aquellos que no lo están.

Ehmig también resalta la importancia de la interacción durante la lectura y añade que “los audiolibros también son efectivos y son un buen complemento, pero no sustituyen a la lectura en voz alta”.

5. Son más empáticos

Además de fomentar las capacidades cognitivas, la lectura también promueve las capacidades emocionales. “Los niños tienen la oportunidad de ponerse en el lugar de los personajes de las distintas historias, con lo que adquieren la capacidad de empatizar, aumentando por tanto su inteligencia emocional”, comenta Winzinger.

Aimismo, de acuerdo con un estudio sobre lectura realizado en 2015 por el Instituto de Investigación en Lectura y Medios, los niños adquieren un mayor sentido de la justicia.

6. La lectura refuerza el vínculo con los padres

Este es un efecto muy importante que a menudo se deja de lado: pocas cosas ayudan a estrechar lazos entre padres e hijos como la lectura.

Padres e hijos comparten un tiempo muy valioso. El niño se sienta en el regazo del padre o la madre y su suave voz crea un ambiente agradable en el que pueden reírse juntos de las travesuras del personaje en cuestión, lo que genera un sentimiento de unión.

“También es importante que la lectura no se olvide y continúe cuando los niños ya estén en el colegio y aprendan a leer por sí mismos”, recomienda Simone Ehmig.

“Cuando los niños entran al colegio, los padres tienden a pensar que ya no deben leerles, porque esto podría perjudicar el proceso de aprendizaje de la lectura”, cuenta. Además, “a menudo a los niños les produce frustración que se les ponga delante un texto de un nivel inferior al que están acostumbrados”. Lo que deben hacer los padres para evitar esta situación es seguir leyendo cuentos a sus hijos cuando entren a la escuela, pero también practicar la lectura de textos sencillos, aconseja la experta.

En resumen, la lectura promueve el desarrollo de los niños a nivel cognitivo, emocional y social. Esos 15 minutos que los padres invierten al día en la lectura constituyen un regalo de inestimable valor para sus hijos.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Alemania y ha sido traducido del alemán por María Ginés Grao.

Inteligencia emocional en el CEIP ALFARES

20 Nov

Un cociente emocional alto es tan importante o más que un cociente  intelectual elevado. Un desarrollo adecuado de las capacidades emocionales produce un aumento de la motivación, la curiosidad y las ganas de aprender, una amplitud de la agudeza y profundidad de la percepción e intuición.

Todo esto se conoce de sobra en el CEIP Alfares y por ello se trabajan las emociones con todos los cursos.

Si quieres saber qué y cómo lo están trabajando tus hij@s en el Rincón Saludable del Blog del CEIP Alfares podrás encontrar el material en el que se están  apoyando. Puede ser de gran utilidad y podéis  seguir dándole vueltas en casa con vuestr@s niñ@s, de esta forma se refuerza lo aprendido y se disfruta de sus comentarios, impresiones y sensaciones.

No dejéis pasar la oportunidad de conocer las emociones de  vuest@s niñ@s y conviértete en su entrenad@r personal. Creceréis en inteligencia emocional como familia y probablemente ell@s tendran mucho que enseñaros.

Os dejo un vídeo sobre la inteligencia emocional, disfrutadlo:

FOTOS DE LA SIEMBRA DE OTOÑO EN EL HUERTO DEL PARQUE DE LA VEGA

19 Nov

El pasado Domingo se realizó la segunda actividad en la parcela que el AMPA tiene en el Huerto de la Vega de Triana.

Los mas pequeños ayudaron y disfrutaron de un domingo soleado en el que se aprovechó para comenzar a diseñar el Huerto de otoño sembrando   guisantes, zanahoria, lechuga, puerro, rabanitos, rúcula  y ajo. También tendremos aromáticas como el azafrán,  perejil y camomila.

Os dejamos unas fotos de la actividad y como siempre gracias a las organizadoras.

 

Reducir el consumo de ultraprocesados, clave para prevenir la obesidad infantil

11 Nov

VÍA consalud.es

La prevalencia estimada de obesidad en España se encuentra alrededor del 22%, siendo algo mayor en varones que en mujeres y más prevalente en las regiones del sur y en Canarias, pero en los niños, la obesidad alcanza al 18% de la población infantil.

Según los últimos estudios, la prevalencia estimada de obesidad en España se encuentra alrededor del 22%, siendo algo mayor en varones que en mujeres y más prevalente en las regiones del sur y en Canarias. Pero, más preocupantes son aún las cifras en niños, donde la obesidad alcanza al 18% de la población infantil.

Por eso, “el principal reto al que nos enfrentamos es la prevención de la obesidad, especialmente entre la población infantil, puesto que el concepto de alimentación y estilo de vida saludables están muy distorsionados entre la población general. Consumimos un exceso de productos ultraprocesados y alimentos malsanos, que están presentes a diario en nuestra alimentación, tomamos raciones muy grandes y hacemos poco ejercicio. Y esto es lo que estamos transmitiendo como normalidad a nuestros hijos”Así lo explica la doctora Marta Bueno, especialista en Endocrinología y Nutrición y responsable de la Unidad de Obesidad del Hospital Universitari Arnau de Vilanova de Lleida, durante el 59 Congreso de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, celebrado estos días en Barcelona.

Precisamente, la obesidad ha sido uno de los temas tratados en este evento, con una conferencia titulada “Cuando la obesidad se nos sube a la cabeza”, en la que se ha ahondado sobre los mecanismos que regulan el apetito a nivel del sistema nervioso central y que pueden ser clave en el tratamiento de esta patología.

Según esta experta, la obesidad es una enfermedad multifactorial, que depende tanto de aspectos relacionados con el propio individuo, como la genética, los hábitos alimentarios, el sedentarismo, los hábitos de sueño, etc.; como de aspectos relacionados con la sociedad, como la amplia disponibilidad de productos densamente calóricos y de bajo valor nutricional, el creciente tamaño de las raciones, o la posibilidad de hacer las actividades diarias cada vez con menos esfuerzo físico (medios de transporte, electrodomésticos, etc.).

“La genética influye, pero probablemente menos de lo que se cree a nivel popular. Lo que sucede es que la familia que comparte genes también comparte comidas y hábitos que probablemente tienen mucha mayor influencia sobre el peso que los genes en sí”, asegura. Asimismo, esta experta explica que: “el cuerpo humano está diseñado para ahorrar energía y mantener las reservas energéticas, de modo que cuando se pierde peso se activan una serie de mecanismos para revertir la situación. Esto hace que la pérdida de peso se estanque y favorece también la reganancia ponderal o de peso”.

La genética influye, pero probablemente menos de lo que se cree a nivel popular

La acumulación excesiva de grasa en el tejido adiposo visceral (el que rodea las vísceras en el abdomen) favorece la aparición de patologías asociadas a la obesidad, como la hipertensión arterial, la dislipidemia, la enfermedad cardiovascular, la artrosis y en especial la diabetes mellitus tipo 2. No obstante, también se asocia con otras patologías cuya relación con la obesidad es menos conocida a nivel de la población general, como el cáncer o la infertilidad. “Las consecuencias no son solo físicas, puesto que las personas con obesidad sufren también situaciones de discriminación a nivel social”.

En relación con los pacientes que sufren obesidad y diabetes tipo 2, la doctora Belén Peral, investigador científico del Cisc, en el Instituto de Investigaciones Biomédicas, Alberto Sols (Csic-Uam) de Madrid, afirma que un aspecto a tener en cuenta en el abordaje de estos pacientes es “la necesidad de diseñar terapias adaptadas al género para conseguir mejores resultados en el tratamiento de la diabetes tipo 2″. Según estos estudios, publicados recientemente, las mujeres obesas, comparadas con los hombres obesos, muestran un empeoramiento del fenotipo obeso una vez que aparece la diabetes tipo 2.

Siembra de otoño este domingo

9 Nov

19 consejos de Maria Montessori que querrás poner en práctica con tus hijos

9 Nov

VÍA mamanatural

Maria Montessori, la primera mujer italiana en graduarse como doctora, implementó increíbles avances humanistas en áreas como la pedagogía, medicina, filosofía, antropología y psicología.

Gracias a la renovación de sus métodos pedagógicos, la crianza priorizó la expresión del infante: desde cómo se siente hasta la mejor manera de enseñarle a partir de sus emociones y su desenvolvimiento con el medio ambiente. Fue así que esta mujer llena de sabiduría resumió sus métodos pedagógicos en trece sencillos “mandamientos”, a fin de mejorar la relación entre padres e hijos y fomentar en ellos una personalidad armoniosa. Te los compartimos: 

Los niños aprenden de lo que los rodea.

  1. Si criticas mucho a un niño, él aprenderá a juzgar
  2. Si elogias con regularidad al niño, él aprenderá a valorar.
  3. Si se le muestra hostilidad al niño, él aprenderá a pelear.
  4. Si se es justo con el niño, el aprenderá a ser justo.
  5. Si se ridiculiza al niño con frecuencia, él será una persona tímida.
  6. Si el niño crece sintiéndose seguro, aprenderá a confiar en los demás.
  7. Si se denigra al niño con frecuencia, se desarrollará en él un malsano sentimiento de culpa.
  8. Si las ideas del niño son aceptadas con regularidad, él aprenderá a sentirse bien consigo mismo.
  9. Si se es condescendiente con el niño, él aprenderá a ser paciente
  10. Si se alienta al niño en lo que hace, ganará seguridad en sí mismo.
  11. Si el niño vive en una atmósfera amigable y se siente necesario, aprenderá a encontrar amor en el mundo.
  12. No hables mal de tu niño/a, ni cuando está cerca, ni cuando no lo está.
  13. Concéntrate en el desarrollo de lo bueno del niño de tal manera que sencillamente no quede lugar para lo malo.
  14. Escucha siempre a tu hijo y respondele cuando él se acerque a tí con una pregunta o un comentario.
  15. Respeta a tu hijo aunque haya cometido un error. Lo corregirá ahora o quizá un poco más adelante.
  16. Está dispuesto a ayudar si tu niño busca algo, pero tambien está dispuesto a pasar desapercibido si él mismo ya ha encontrado lo que buscaba.
  17. Ayuda al niño a asimiliar lo que antes no había podido asimilar. Haz eso llenando el mundo que lo rodea de cuidado, discreción, oportuno silencio y amor.
  18. Cuando te dirijas a tu hijo, hazlo siempre de la mejor manera. Dale lo mejor que hay en ti.
A %d blogueros les gusta esto: