3 ideas para motivar a aprender – Inevery Crea

28 Abr

VÍA ineverycrea.net

Diversos estudios en Estados Unidos y Europa muestran que los estudiantes asiáticos son más sobresalientes que compañeros de otras culturas con el mismo cociente intelectual y programas académicos semejantes.

La perseverancia, que depende de factores emocionales, y el esfuerzo son los dos factores que destacan en estos estudiantes que dedican un 40% más de su tiempo en deberes y estudiar que el resto de los estudiantes.

Otras cualidades como la paciencia, la cultura del esfuerzo, el compromiso, la claridad de objetivos, etc. son características propias de la cultura asiática que hace que países como Singapur, Corea del Sur, China, Hong Kong y Japón cuenten con los mejores alumnos de primaria y secundaria en matemáticas.

Estas cualidades forman parte de lo que se llama motivación. La motivación es un proceso psicológico que incita a las personas a actuar de una determinada manera.

La motivación es la fuerza interna que nos lleva a madrugar para correr un domingo, estudiar un posgrado durante un año seguido los fines de semana, emprender, alcanzar retos que parecían imposibles o cambiar de país de residencia para realizar una beca.

Cualquier persona que se sienta motivada por algo entenderá esa sensación de logro, bienestar, entusiasmo, etc. que proporciona hacer algo que a uno le gusta.

A este estado le llama “fluir” el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi. Según este autor, cuando una persona está en este estado entiende su trabajo como una diversión en el que disfruta sin tener sensación de esfuerzo.

Las personas que están en estado de flujo:

  • Hacen las cosas porque les parecen divertidas.
  • Se centran en cómo hacer las cosas, en vez de en qué deben hacer.
  • Tienen claras las metas intermedias.
  • Saben encontrar un equilibrio entre las dificultades y sus habilidades.
  • No tienen miedo al fracaso.
  • Se olvidan del tiempo, etc.

Cuando somos niños, podemos estar en este estado varias veces al día mientras jugamos, dibujamos, observamos, etc. Cuando nos vamos haciendo mayores, el estado de flujo suele darse raras veces y coincide, normalmente, con algún hobby como la cocina, la construcción de maquetas, jardinería, etc.

Sin embargo, cada vez es más frecuente encontrarnos con niños aburridos y desmotivados. Niños apáticos con poca energía, niños que se aburren si están solos, niños que buscan el sofá para estar tumbados viendo la TV o jugando con la tablet.

Hay padres y docentes que encuentran en la falta de motivación de sus hijos/alumnos un gran problema y no saben cuáles son las mejores estrategias para “activar” a los niños.

Tal vez la primera pregunta qué debemos hacernos los adultos, los docentes, es si nosotros somos capaces de generar motivación en nuestra vida y en qué medida favorecemos la desmotivación en la vida de los niños.

Al igual que hay niños que se aburren, hay adultos no saben disfrutar en su trabajo, con su pareja, amigos y lo más importante: solos. Hay docentes “quemados”, hastiados de su labor mal pagada, poco reconocida y amable muchas veces.

Los niños aprenden a través del modelo que les mostramos del mundo, por lo que la primera cuestión es cuál es nuestro nivel de motivación interna y qué transmitimos.

La segunda cuestión, es entender que la motivación no es algo externo que podamos crear. La motivación es interna a las personas por lo que el modelo clásico de “palo y zanahoria” no sirve para hacer que los niños aprendan.

Si queremos que nuestros hijos o alumnos estén motivados, debemos saber que el castigo o la recompensa puede funcionar a corto plazo pero es ineficaz a la larga. Pensemos, por ejemplo, si en nuestro trabajo nos suben el salario pero no estamos satisfechos con la labor que realizamos. A la larga, buscaremos algo que internamente nos llene pese a que pueda estar peor pagado.

La tercera cuestión, es que la motivación requiere un contexto emocional favorable. Esto está relacionado con aspectos como la regulación emocional, la empatía, una comunicación eficaz, la estimulación de la curiosidad, un entorno creativo, etc. Podemos crear contexto enriquecidos que estimulen las ganas de aprender.

Os facilitamos 3 ideas extraídas del libro “La sorprendente verdad de qué nos motiva” de Daniel Pink que pueden servir para motivar a los niños:

  1. Dar responsabilidades: A los niños les estimula tener obligaciones con las que puedan obtener reconocimiento y ayudar a los otros. Tener responsabilidades, además, activa aspectos de la motivación como el compromiso y el afán de logro. Las responsabilidades no se deben incentivar con dinero o dar algo a cambio porque dejarían de tener su propósito inicial y el niño asociaría hacer algo con ganar algo.
  2. Elogiar… de manera adecuada: El elogio es una gran recompensa emocional pero sí se hace de manera adecuada. Hay docentes y padres que creen que fortalecen la autoestima del niño si simplemente halagan. La manera correcta de halagar según la psicóloga Carol Dweck es:

Halagar el esfuerzo y la estrategia, no la inteligencia. Recompensar la inteligencia hace que los niños escojan los retos que vayan a ser más fáciles para evitar parecer tontos.

Hacer elogios concretos. No hablar de manera general, comunicar con concreción qué hecho o actitud se está elogiando.

Halagar en privado.

Solo halagar cuando existe un buen motivo para ello. Si el halago forma parte de la motivación externa (te halago porque has hecho esto “si/entonces”) no se estará recompensando el aprendizaje.

3. Ayudar a los niños a tener una visión global: Ayuda a que tus alumnos o hijos entiendan el sentido de lo que hacen y puedan responder a la pregunta ¿por qué estoy aprendiendo esto?. Refuerza el aprendizaje con tareas prácticas que tengan sentido con lo que están estudiando. Si estudian historia, pide que la lección la apliquen a algo que esté ocurriendo actualmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: