Pelotas usadas de tenis en las patas de las sillas= menor riudo

19 Oct

Con la finalidad de eliminar el molesto ruido causado por el continuo arrastrar de sillas en el aula, ha surgido la idea de poner pelotas usadas de tenis  en las patas de las sillas. De esta forma ayudaremos a:

  • conseguir un ambiente más adecuado en la aula.
  • que los alumnos se conciencien de la molestia del ruido,
  • que el profesor no tenga que alzar la voz continuamente.
  • que el alumnado con hipoacusia pueda percibir “la palabra” de forma clara  ,sin distorsiones.  El ruido es una barrera clara en la comunicación  ,y sin duda esta medida contribuirá a suprimirla.

Inicialmente esta idea se pensó para los cursos de segundo de infantil y primero de primaria donde hay algun@s alumn@s con hipoacusia. No obstante si algún curso quiere participar, el delegado del mismo puede ponerse en contacto con el AMPA y se haría extensible  a aquellos que lo soliciten.

Esta medida es utilizada en muchas aulas de los países de nuestro entorno y muy útil y aconsejada en los colegios donde hay niños con problemas de audición , como en el Alfares.

Mirad lo contenta que está esta profesora con la idea ¡¡¡¡¡

Reducimos el ruido del aula con pelotas de tenis (2 de noviembre de 2014)

Esta semana he recibido un regalo muy especial. Se trata de pelotas de tenis para colocar en las patas de las sillas. Por mucho que arrastren las sillas los peques, ¡es imposible hacer ruido! En fin, una gozada para nuestros oídos, nuestra tranquilidad y bienestar en el aula.
Y ahora os explicaré de dónde surgió la idea. En nuestra clase vecina tenemos una compañera con discapacidad auditiva. Aunque lleva audífonos, no escucha los sonidos como nosotros y el ruido ambiental interfiere mucho más en su comprensión del discurso de los demás. Así que desde principio de curso, entre otras medidas, se intentó reducir el ruido del aula al máximo. ¿Y os imagináis 25 sillas moviéndose y arrastrándose? Pues no es un sonido precisamente agradable. Y a nuestra compañera puede molestarle mucho más y, además, dificultar la comprensión de la profesora. Y los niños de 6 años se mueven, las cosas como son. Se levantan, vienen a la mesa a corregir, arrastran la silla cuando se acercan al centro de la mesa para alcanzar los colores de la bandeja común… Y no os podéis imaginar lo que suponen estas pelotitas. Cuando las recibimos, estuve un rato arrastrando una silla hacia delante y hacia atrás reiteradamente para comprobar, sin salir de mi asombro, que había un silencio absoluto 🙂
Los primeros en acondicionar su aula fueron nuestros vecinos de 1ºA ya que, obviamente, era la clase prioritaria y las tienen desde principio de curso. Pero después ¡me ha tocado a mí! Y es que hay que ser buenos vecinos 😉
Bromas aparte, la verdad es que la diferencia es abismal. Y estoy encantada de que podamos ayudar a una alumna con una medida tan sencilla y, al mismo tiempo, beneficiarnos todos. ¡Yo ya no voy a saber vivir sin pelotas en las patas de las sillas! De verdad que es un gustazo, y a los niños les han encantado. Son divertidas y, aunque yo soy más de colores pastel, el flúor está de moda ¿no? Mirad que chachis quedan.

¿Os han gustado nuestras pelotas de tenis? Los profes, si tenéis oportunidad de hacerlo en vuestras aulas, no lo dudéis. ¡Notaréis la diferencia!

VÍA aula de Elena

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: