Gracias a los Docentes del Alfares¡¡¡¡

4 Mar

Creo que muchas familias conocemos y valoramos lo complicado de vuestra profesión (docente); trabajar todos los días con 25 o más niñ@s, cumplir unos objetivos curriculares en tan sólo 5 horas al día y 5 días a la semana, rellenar y llenar papeles, a veces, “pura burocracia”, sentir las presiones de la administración, cumplir con las obligadas y continuas evaluaciones a l@s niñ@s y ser constantemente evaluados por padres, madres, instituciones y sociedad al completo, y …., seguro que muchas más, que se me escapan.

Por todo ésto y tras leer esta entrada, me gustaría agradecer la labor y dedicación de los profesionales que tenemos en nuestro centro y dar las gracias por cuidar y formar a nuestr@s niñ@s.

Diario lectivo de una directora en prácticas (enero)

Leo en todas partes sobre las cosas que debería hacer la escuela por nuestra sociedad. La escuela pública, claro.

Mejorar la formación del alumnado para mejorar la sociedad, subir el nivel y la excelencia como el IVA, con esa facilidad y por decreto. ¿Que si lo veo posible? Pues claro que lo veo, si no lo viera no estaría aquí, echando horas que nadie me pagará, máxime teniendo en cuenta que últimamente no me pagan ni las que son de ley, y eso que hay no-recortes, que si hubiera sí-recortes no quiero ni imaginar. Ahora bien, ¿que si es fácil y la escuela puede sola? Rotundamente, no.

Vuelvo al inicio. Ya lo he dicho muchas veces, no podemos hacernos cargo de la vida de los niños, las niñas, sus familias y sus cosas. No es que no queramos, es que no nos quedan horas. A veces, no nos queda energía. Y otras, no tenemos la sabiduría. Tenemos que enseñar raíces cuadradas en Infantil de 3 años, por si viene alguien a hacernos una prueba externa y además, conseguir que, mientras, sean felices. Así están preparados para salir airosos de las propuestas de cualquier instituto y ser humano docente, sea cual sea su ideología metodológica. Sí, la metodología tiene ideología.

Lo que acabo de escribir es una caricatura, pero está basada en hechos reales. Entro en algunas redes y leo a una experta, que no trabaja a diario en la escuela, diciendo que hay que romperlo todo y ser felices. Mientras la leo, me hago preguntas… ¿Cómo lo haría ella, que yo soy incapaz? Para empezar, la inspectora, el delegado, el alcalde y las limpiadoras no me darán permiso para ir con la maza tirando tabiques, salvo que aumenten la ratio. Tampoco van a dejar que la clase de Música dure cinco horas y la de Matemáticas 45 minutos. Si las Matemáticas son “divertidas” y se aprenden “jugando” y son útiles para la vida real, casi nadie entiende lo que haces y parece que la maestra no trabaja o es “excesivamente moderna”, no cultiva el esfuerzo, la disciplina y todo aquello que hará el provecho de las personas. Así, es difícil no sucumbir a la paz espiritual que proporciona el libro de texto, sus ejercicios pares e impares para los martes y jueves, y dejar de complicarse la vida. Apuesto a que la experta, el experto, no pasaría el filtro del aguante perpetuo que soporta a veces en la escuela la gente así, de mal vivir. De hecho, este filtro solo lo pasan algunos elegidos, gente que no se rinde y acaba felizmente agotada y, a veces, agitada.

SI QUIERES LEER COMPLETO PINCHA AQUÍ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: