Imagen 30 Sep

PROTOCOLO DE ACTUACION COVID 19

8 Sep

En el siguiente vídeo encontrareis un resumen de las medidas que se van a tomar y de las actuaciones a seguir por toda la comunidad

VIA: CEIP ALFARES

COMUNICADO INICIO DE CURSO 2020/2021

29 Jul

Prioridad en septiembre: la gestión emocional

16 Jun

Un estudio revela que al 76% de docentes y padres les preocupa la falta de motivación de los alumnos en el regreso y al 61% el manejo de las emociones

Con 8,2 millones de alumnos en casa, las escuelas cerradas y los padres haciendo el pino puente, una de las primeras comunicaciones que recibieron las familias de colegio Las Naciones fue un vídeo. No eran instrucciones sobre las tareas, ni pautas para trabajar en casa: era una canción y un baile. La limpiadora, la cocinera, los profesores y la directora se habían puesto de acuerdo para mandar a sus alumnos un abrazo virtual en forma de baile. Familias de colegios de toda España han recibido vídeos así durante el confinamiento. Lo hicieron en los centros Agustina Díez, El Ágora de Madrid, o el Vega de Toranzo de Cantabria, por ejemplo.

Vídeos así han sido un recurso habitual en muchas escuelas, conscientes de que los afectos son la clave para afrontar el confinamiento. El estudio Panorama de la educación en España tras la pandemia de covid 19, de Acción Magistral y docentes de las universidades de Granada y Málaga, revela que para el 76% la mayor preocupación del retorno a las aulas es la falta de motivación y para el 61% la gestión emocional. Para esta investigación se ha entrevistado a 5.000 profesores, padres y alumnos. “Este proceso ha tenido un gran impacto en la vida emocional del alumnado y la comunidad educativa cree que hay que trabajarlo el año que viene de forma prioritaria”, explica el investigador Fernando Trujillo, uno de los autores del estudio.

Aunque motivar y transmitir afecto es muy difícil a través de una pantalla, la mayoría de los profesores lo han intentado. Según el psiquiatra infantil Diego Figuera “vídeos positivos, en un contexto de pesadilla, les hacían esbozar una sonrisa, estimulaba emocionalmente su cerebro, y les invitaba a conectar”. Y no solo a los alumnos: “Esos mensajes recuerdan a las familias que las escuelas son mucho más que contenidos. El 80% de lo que hacen los niños en el colegio es afectivo y emocional. Los que no entendieron esos vídeos estaban esperando que la escuela respondiera a ese lugar competitivo, de rendimiento social al que vas a convertirte en el número uno”, añade el psiquiatra.

Improvisar una escuela virtual

Desde el 9 de marzo hubo que improvisar una escuela virtual que evidenció las carencias del sistema. “Los profesores nos encontramos con los típicos mensajes de que estábamos de vacaciones, que vaya morro… Pero sabíamos que éramos una pieza clave, así que hicimos un esfuerzo ímprobo para demostrar que cumplíamos con nuestro trabajo, tratando de no perder a nadie por el camino. Lo más sencillo era trasladar los contenidos al mundo digital con tareas virtuales, pero nos dimos cuentacde que no funcionaba: los niños no eran autónomos y sobrecargábamos a unas familias superadas. No estábamos cumpliendo el objetivo: el seguimiento escolar”, explica la profesora madrileña de primaria Montserrat Poyatos.

Esta situación puso sobre la mesa que la escuela era mucho más que un espacio de difusión de conocimientos. “Para un niño la escuela es su mundo, la realidad más allá de su familia, donde se relaciona con los demás, donde aprende a estar con otros , un lugar en el que construirse como ciudadano y crecer socialmente independientemente de su origen. Y para eso se necesita el juego, la socialización y los afectos. ¿Cómo se puede recrear eso a través de una pantalla?”, se pregunta Elisa Martín Ortega, de Facultad de Educación de la Autónoma de Madrid.

Carlos Magro, presidente de la Asociación Educación Abierta, cree que esta crisis evidencia que la escuela es un espacio de cuidado y afecto, pero conservar esta función en un entorno virtual sigue siendo una tarea pendiente. “Funciona como un gran sistema emocional regulatorio y, si falta, descompensa nuestra sociedad. Tardamos unas semanas en echarlo de menos y asumir que el cuidado debía ser la dinámica escolar. Ya lo era, pero no se había explicitado de forma universal. Y al dejar de estar juntos era más difícil cuidarnos. Por eso es importante volver a las aulas en cuanto sea posible: para recuperar lo que ofrece la escuela”, concluye Magro.

Muchos docentes se han desvivido para tratar de conectar con sus alumnos. Hubo quien les llevó los deberes a casa en papel, los buscaba móvil mediante, a través de la asistente social del barrio, o llamándoles al telefonillo. Sonia López, de la escuela pública Ponent, de Tarrasa, cuenta que la atención emocional y el acompañamiento fueron prioritarios en su colegio desde el primer momento de la pandemia. “Si no estábamos ahí los íbamos a perder, así que he pasado horas atendiendo y escuchando por todos los medios posibles. Y gracias a ello hemos enganchado a la mayoría de familias, el 95% han estado conectadas”, explica esta tutora de Sexto de Primaria, que no duda de que la gestión emocional será clave en el regreso. “Un niño angustiado, asustado, preocupado o triste no aprende. Por eso tuvimos las prioridades claras. Aprender a dividir es importante pero lo pueden hacer el año que viene. Todos los tutores han mandado mails individualizados a cada familia ofreciendo su ayuda”, dice la profesora.

También en la escuela de Montserrat Poyatos cambió la dinámica, y comenzaron a trabajar de forma más afectiva. “Empezamos a dejar las tareas de lado y a potenciar métodos de seguimiento, a charlar con ellos. Organizamos actividades de vinculación, jornadas de puertas abiertas de las casas, o una semana del libro especial… y esas actividades se tradujeron en un mayor compromiso con su tarea y más ilusión”, explica.

El camino en otros casos fue el estímulo. Julia Lamela, profesora de tercero de Primaria del colegio Las Naciones, explica que el mejor momento de la semana son las sesiones de acertijos y retos que hacen los viernes en grupos de 6 alumnos, o los desayunos on line para el primer grupo de la mañana. “Vi que respondían mucho mejor a esas sesiones, así que he tratado de ofrecerles un acercamiento afectivo. Ellos y sus pasiones son los protagonistas de los problemas de mates, y se han convertido en profesores de sus materias favoritas”, explica Lamela. Saleta de los Arcos, profesora de instituto en Navarra introdujo también sesiones más afectivas en su tutoría de Primero de Secundaria. “Pasadas las primeras semanas los chicos me contactaban para hablar, y necesitaban al grupo. Empecé a convocar tareas que nos permitieran estar más juntos, convocaba reuniones, me descolgaba y los dejaba reunidos. Entre ellos se animaban, hacían piña, y se apoyaban; ha sido una dinámica preciosa”, concluye la profesora.

En las escuelas que han trabajado poniendo al alumno en el centro, el proceso ha sido también más exigente para las familias. “El lunes el salón era la sabana africana, y a la semana siguiente la vía láctea, esto era muy estimulante para los alumnos, pero agotador para las familias”, explica la psicóloga Elena Domínguez, del equipo Actúa, que forma docentes y familias en educación emocional. Pero reconoce que el mejor garante para la salud mental infantil es el reto o el desafío. “La curiosidad es el motor del aprendizaje, mantiene su pulsión por estar vivos, así que es una garantía de salud mental para nuestros niños. En esta situación habrá triunfado la escuela que haya logrado conectar con sus estudiantes, la que haya conseguido divertirlos y mantener vivo el deseo de aprender en estas circunstancias”, explica la psicóloga. Javier García Cañete, director del programa de Educación Responsable, de la Fundación Botín confirma que las escuelas en las que se trabaja desde esta perspectiva la gestión ha sido mucho más eficaz y han trabajado mejor con sus familias “más empatía, más asertividad y las soluciones innovadoras y creativas en estas circunstacias son lo que marcan la diferencia en una situación así”, explica.

“De esta crisis los que mejor han salido son los centros que han coordinado un plan de acción y que han establecido una comunicación fluida con las familias”, explica Trujillo que cree que a partir de ahora, para tratar de compensar las carencias emocionales generadas el sistema educativo va a tener que contar con los recursos sociales al alcance: “Nos ha dejado tan frágiles y lo que necesitamos para salir de esto es que se implique en los procesos educativos toda la red del entorno sumando fuerzas entre las escuelas, las familias y las entidades locales. La escuela tendrá que contar con las instituciones locales, las asociaciones o Ayuntamientos para abordar los problemas que ya han surgido y van a surgir el año que viene o buscamos alternativas, o estaremos fastidiados”, concluye el investigador.

VIA EL PAIS: https://elpais.com/educacion/2020-06-09/prioridad-en-septiembre-la-gestion-emocional.html

Alberto Soler: “Si se castiga o ignora al niño a cada instante, hay que tener algo claro: hacer daño no educa”

9 Jun

El libro ‘Niños sin etiquetas’ es una radiografía de los errores más comunes en la crianza contemporánea y de cómo influyen los prejuicios en el desarrollo de los hijos

Alberto Soler, psicólogo.
Alberto Soler, psicólogo.

En la era postcoronavirus, expresiones como “yo a tu edad” o “en mis tiempos” como modelos de educación ya no se podrán aplicar a los niños de hoy, porque el mundo ha cambiado en cuestión de meses. Sin embargo, algunos estereotipos y enseñanzas transmitidas de generación en generación también están a tiempo de cambiar. Los psicólogos Alberto Soler y Concepción Roger publican Niños sin etiquetas (Paidós) como llamada de atención a las familias y al modelo de educación. Soler recomienda alejarse de etiquetas como “niños tiranos, desobedientes, celosos, princesas y guerreros”, porque si se repite mil veces una idea, el niño acabará creyéndola y actuando en consecuencia.

Pregunta. Educamos a los hijos como nos han educado y no como nos gustaría. ¿Qué deberíamos cambiar?

Respuesta. Un primer paso sería tomar conciencia sobre cómo nos comportamos con los niños. A veces, cuando se dan situaciones que requieren más de nosotros, en las que bajamos la guardia, conectamos el piloto automático y hacemos lo que han hecho con nosotros. No solo nuestros padres, sino la sociedad, la publicidad, incluso los programas de televisión con modelos de educación basados en estereotipos, premios y castigos. Las formas importan y mucho, y ser respetuoso con los niños, atender sus necesidades y distinguirlas de los caprichos, no es incompatible con establecer normas y límites. El cambio está en nuestra forma de relacionarnos con ellos y deshacernos de esas formas de educar aprendidas.

P. En el libro habláis de los “miedos que se heredan”. ¿Nuestros hijos van a heredar el miedo a la pandemia o a salir de casa?

R. Hemos visto noticias con palabras como “UCI, morgue, muertos, enfermos”. Es un campo semántico que está provocando una ansiedad brutal: “el mundo es peligroso, los demás son peligrosos”. Deberíamos hacer una “desescalada” también a nivel conductual. Cuando hablamos del miedo, los niños viven las situaciones filtradas por sus padres, que son su referente social; en función de cómo ellos lo vivan, así lo viven sus hijos. Y aunque existe cierta predisposición genética que nos puede hacer más o menos miedosos, debemos distinguir entre lo posible y lo probable. ¿Es posible que te contagies? Sí. ¿Es probable? No. Entonces, manteniendo las normas de higiene de manos y cierta distancia social debemos hacer esa desescalada proporcional: ser prudentes, pero no transmitir angustia a los hijos.

P. Entre los primeros meses y seis años se desarrolla la estructura cerebral que tiene que ver con la personalidad del niño. ¿Cómo influyen los patrones familiares en su desarrollo?

R. No tenemos recuerdos de forma explícita por debajo de los cuatro años, pero sí tenemos aprendizajes de forma implícita, por ejemplo, cuando les decimos “esto lo hago por tu bien”, “porque lo digo yo” o “quien bien te quiere, te hará llorar”. ¿Cuál es el problema? Que va a asociar amor con dolor, y lo verá de forma natural en una relación abusiva de pareja. Hay una complicidad criminal con los malos tratos a los niños, igual que teníamos con las mujeres, porque tratar mal es maltratar. No queremos culpabilizar a nadie, todos los padres lo hacen lo mejor que saben y pueden, pero es importante ser conscientes de lo que decimos y hacemos mal.

P. ¿Por ejemplo, qué errores hemos interiorizado, sin darnos cuenta?

R. Si de manera sistemática estamos desatendiendo, amenazando, chantajeando, castigando, ignorando al niño… hay que tener una cosa muy clara: hacer daño no educa, al contrario. El castigo es hacer daño a otra persona, sea físico o mental, para que escarmiente. Nos parece inaceptable en las relaciones entre adultos, pero lo hemos normalizado en las relaciones con los niños, a los que no solo maltratamos cuando les ignoramos cuando nos piden atención, pensando erróneamente que es un capricho, sino también cuando les ofrecemos todos los días una dieta obesogénica o cuando les etiquetamos como “conflictivos”, “irresponsables”, “desobedientes” o “torpes”.

P. ¿Qué riesgo implica educar a los niños con esas etiquetas?

“Hay que alejarse de etiquetas como tirano o desobediente porque si se repite mil veces, el niño lo cree y actúa en consecuencia”

R. El problema de las etiquetas es que es muy fácil ponerlas, pero muy difícil deshacerse de ellas. Y además, la persona que tiene una etiqueta acaba comportándose de esa forma. Por ejemplo: “¿Para qué me voy a esforzar en esto, que a lo mejor me interesa, si mis padres dicen que soy un vago?”. Deberíamos ser menos simplistas y más descriptivos, centrarnos más en la conducta que en la persona. Si les hemos etiquetado como “parásitos sociales” lo acabarán integrando como una parte definitoria de su personalidad. Todos tenemos una identidad, y si no la tenemos todavía, como los niños, nos la van a crear con esas etiquetas negativas.

P. ¿Cómo un efecto Pigmalión a la inversa?

R. Eso es, existen muchas investigaciones sobre el tema. El experimento de Rosenthal y Jacobson, el “Pigmalión en las aulas”, demostró ya en los años 60 que los chicos etiquetados como “buenos alumnos” recibían más estímulos en clase, los profesores les preguntaban más, mantenían el contacto visual y elogiaban su esfuerzo. Esos chicos acababan el curso siendo más inteligentes y con mejores calificaciones, pero solo porque se les había dado una etiqueta que a los otros no. Esto cuando hablamos de niños pequeños es aún peor: solo si damos las mismas oportunidades, todos podrán desarrollarse por igual.

P. Hablando de oportunidades, la pandemia ya ha reflejado la brecha social y digital entre las familias que tenían ordenadores o conexión a Internet y las que no. ¿Cómo garantizar esa igualdad en la educación del futuro?

R. En España, en la Educación ha pasado lo que en Sanidad: la pandemia ha sacado a la luz nuestras vergüenzas, las cosas que han funcionado mal durante años. Es verdad que no tenemos un “manual pandémico”, pero durante meses hemos puesto la instrucción por delante del acompañamiento y la compresión de los niños. Tenemos que buscar alternativas y eso pasa por dinero: se trata de bajar ratios, sí, pero aumentando el profesorado y los centros. ¿No hemos sido capaces de levantar hospitales de campaña en tiempo récord? Pues igual hay que empezar ya a construir “escuelas de campaña” y contratar más profesores. Es inaceptable que se planteen aulas de 15 alumnos, dividiendo la semana en días en el colegio y días en casa con educación a distancia, y que ese gasto lo asuman las familias. Porque además, lo más probable, es que lo asuman las madres, que muchas se planteen dejar el trabajo para quedarse en casa con sus hijos. Si ese modelo se impone, las mujeres volverán a ser las grandes olvidadas, que sacrificarán su carrera profesional por la familia.

VIA EL PAIS: https://elpais.com/elpais/2020/06/09/mamas_papas/1591682488_052344.html

“SOLO LOS BUENOS PROFESORES PUEDEN CAMBIAR LA VIDA DE UN ESTUDIANTE”

20 May

VIA EL PAIS: https://aprendemosjuntos.elpais.com/especial/solo-los-buenos-profesores-pueden-cambiar-la-vida-de-un-estudiante-nuccio-ordine/v/solo-los-buenos-profesores-pueden-cambiar-la-vida-de-un-estudiante

Ya es oficial. El proceso de escolarización durará del 18 de mayo al 1 de junio

11 May

Ya es oficial. El proceso para solicitar plaza en los centros sostenidos con fondos públicos se reactivará a partir del próximo lunes 18 de mayo. Será desde entonces cuando el personal administrativo de los colegios e institutos recibirán las peticiones de las familias para escolarizar a sus hijos, un trámite interrumpido por el estado de alarma decretado a consecuencia de la pandemia del Covid-19, pero que durante este tiempo los padres interesados han podido realizar de forma telemática. 

Para quienes deseen realizarlo de forma presencial, contarán con un periodo que se extenderá desde el 18 de mayo al 1 de junio (ambas jornadas inclusive). No obstante, la Consejería de Educación y Deporte, para evitar cualquier riesgo de contagio, aconseja que este proceso se lleve a cabo a través de internet, una opción que se ofrece por primera vez para el primer ciclo de Infantil (guarderías), enseñanzas elementales básicas, profesionales de Música y Danza, Artes Plásticas y Diseño, así como para las residencias escolares y escuelas-hogar. 

En este procedimiento -uno de los más complejos a los que se enfrenta la Administración autonómica cada año- debe tenerse en cuenta que las comisiones de escolarización (que se encargan de proponer el aumento de la ratio en algunos centros) se reunirán “preferentemente” de forma telemática. El sorteo para los desempates entre los alumnos que hayan obtenido idéntica puntuación al aplicar el baremo (previsto cuando la demanda de plazas en un centro supera la oferta), se celebrará sin público y retransmitido por internet. Aún no se conoce la fecha para su convocatoria ni los plazos para la publicación de las listas provisionales y definitivas. 

Los aspirantes a las pruebas de madurez para acceder a las enseñanzas superiores de Música y Danza, así como las específicas de las artísticas superiores de Arte Dramático, Danza, Diseño, Música y Conservación y Restauración de Bienes Culturales, contarán con este mismo periodo -del 18 de mayo al 1 de junio- para inscribirse en ellas.

Respecto a las guarderías, se establecerán dos periodos. Uno para los menores que accedan por primera vez a una escuela pública o de convenio será del 26 de mayo al 10 de junio (ambos inclusive), mientras que para los ya escolarizados, el proceso se llevará a cabo la semana anterior, del 18 al 25 de mayo. Este trámite servirá también para solicitar las respectivas bonificaciones por los servicios de atención socioeducativa y de comedor. 

Por otro lado, el decreto que regula estos periodos y que ha sido aprobado este lunes por el consejo de gobierno de la Junta de Andalucía contempla también la continuación de los trámites para inscribirse en las pruebas con las que se obtienen los títulos de graduado en la ESO y Bachillerato para mayores de 18 y 20 años, respectivamente.

VIA DIARIO DE SEVILLA: https://www.diariodesevilla.es/andalucia/proceso-escolarizacion-18-mayo-1-junio_0_1463554040.html

23 DE ABRIL DIA DEL LIBRO

23 Abr

Fue en 1995 cuando la UNESCO aprobó, a propuesta de la Unión Internacional de Editores, la celebración del Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor (su nombre completo). La fecha elegida no es fruto del azar sino que se decidió al tratarse de una data trascendente en la historia de la literatura. Fue un 23 de abril cuando Miguel de Cervantes, William Shakespeare, Inca Garcilaso de la Vega, William Wordsworth o Josep Pla murieron. También fue un 23 de abril cuando Manuel Mejía Vallejo, Maurice Druon o Halldór Laxness nacieron.

EL DÍA DEL LIBRO EN ESPAÑA

En España, la tradición de dedicar un día del año a los libros data de mucho antes. Alfonso XIII firmó un Real Decreto el 6 de febrero de 1926 por el que se creaba oficialmente la “Fiesta del Libro Español”. Se fijó como fecha la que por entonces se pensaba que había nacido Cervantes: el 7 de octubre. Pero en 1930 se modificaría para coincidir con la fecha del fallecimiento del escritor. Esto es, el 23 de abril.

La idea de la festividad había surgido del escritor y editor valenciano, afincado en Barcelona, Vicent Clavel Andrés. Fue él quien hizo llegar su propuesta a la Cámara Oficial del Libro de Barcelona y esta la que se haría eco de ella.

Hasta entonces en Barcelona existía la costumbre de que el hombre le regalase una rosa a la mujer (la tradición se remonta al siglo.XV) por la festividad de Sant Jordi, patrón de Cataluña. Sin embargo, tras la propuesta de Clavel se comenzaría a obsequiar también a los seres queridos con libros.

La celebración y el intercambio de ejemplares tuvo un rápido seguimiento en toda España, especialmente en las ciudades que contaban con una universidad. Aunque en otras zonas terminaría por desaparecer hasta la instauración de la fiesta por parte de la UNESCO.

EL DÍA DEL LIBRO EN OTROS PAÍSES

Países como Reino Unido o Irlanda celebran el World Book Day (Día Mundial del Libro) cada primer jueves de marzo. Mientras que en Uruguay celebran su día nacional cada 26 de mayo, fecha en la que se creó la primera biblioteca pública nacional. Por su parte, Paraguay festeja el Día del Libro Paraguayo el 25 de junio.

Desde 2001, una ciudad es elegida como Capital Mundial del Libro. Madrid fue la encargada de inaugurar esta representación que conlleva la realización de actividades literarias durante todo un año. Desde entonces, Alejandría, Montreal, Ámsterdam o Nueva Delhi han pasado por ello. En 2019 ostentó el título Sharjah (Emiratos Árabes). Este año, la ciudad elegida era Kuala Lumpur, la capital de Malasia, pero el programa de actividades ha sido suspendido por el coronavirus.

VIA EL MUNDO: https://www.elmundo.es/cultura/literatura/2020/04/21/5e9ec57021efa0ec798b45eb.html

También os dejamos un enlace donde se pueden consultar las actividades programadas y que se pueden hacer durante este día

https://elpais.com/cultura/2020-04-22/que-se-puede-hacer-el-dia-del-libro-guia-completa-de-actividades.html

22 de abril Dia de la Tierra

23 Abr

Este miércoles 22 de abril de 2020 se celebra el Día de la Tierra, que se conoce oficialmente como el Día Internacional de la Madre Tierra. Este día se celebra en multitud de países de todos los continentes y pone el foco en todos los problemas y preocupaciones que afectan al medio ambiente. 

Aunque en 2020 el Día de la Tierra estará marcado por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, hay que tener en cuenta también otra de las crisis que afecta también a todos los nivles: la crisis medioambiental.Esta, al igual que la pandemia de COVID-19, tiene un impacto a nivel mundial y puede llegar a un punto de no retorno. 

¿Por qué se celebra el día 22 de abril?

El Día Internacional de la Madre Tierra se aprobó en la Asamblea General de la ONU en el año 2009, sin embargo, su origen se dio en la década de los 60. El que fuera senador de Wisconsin, Gaylord Nelson, llevó a cabo numerosas campañas a favor del medio ambiente, tal y como explica Cultura Colectiva.

En 1969 organizó una manifestación que consiguió la movilización de 20 millones de personas que consiguió influir a nivel político y social, ya que se creó la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés). 

En el año 1972, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano celebrada en Estocolmo, sentó las bases sobre la toma de conciencia en referencia a la independencia de los seres vivos y del planeta, según la Organización de las Naciones Unidas

Así, se implantó el día 5 de junio como el Día Mundial del Medio Ambiente y se creó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). En el año 1992, más de 178 países firmaron la Agenda 21, la Declaración sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo y la Declaración de Principios para la Gestión Sostenible de los Bosques en la “Cumbre de la Tierra”, celebrada en Río de Janeiro (Brasil).

A partir de entonces, la preocupación por el medio ambiente dentro de la ONU y en la propia sociedad no ha parado de crecer, tomando a día de hoy una fuerte relevancia y acrecentándose la toma de conciencia sobre la importancia que este tema tiene para la protección de la naturaleza y los recursos naturales.

VIA 20 MINUTOS: https://www.20minutos.es/noticia/4234737/0/por-que-22-abril-celebra-dia-internacional-tierra/

La ciencia se aprende haciéndola: experimentos para hacer con y sin niños

20 Abr

Desde usar globos para explicar física hasta fijarse el reflejo de la luz en CDs para hablar de astronomía

Un niño realiza un experimento en casa (foto de archivo)

Los valencianos Aida Ivars y Tomás Hernández se conocieron dando clases en un instituto: ella enseñaba Química y él, Arte. En 2013 decidieron dejar la docencia, crear la compañía teatral Los gatos con batas y aprovechar sus conocimientos para hacer divulgación científica encima de un escenario. La clave de sus espectáculos, que ofrecen a ayuntamientos y centros educativos, es siempre la misma: hacen experimentos ligados a los diferentes temas que tratan en las historias que cuentan. “Cuando ves algo que te llama la atención te haces preguntas y lo disfrutas. La ciencia gusta más de lo que pensamos”, dice Ivars. En mitad de la crisis por el coronavirus, tanto sus funciones como las clases de su hija Iris han sido canceladas, y han aprovechado el tiempo en casa para seguir entreteniendo a través de su canal YouTube. Todos los martes a las 17.00 retransmiten sus “expericuentos”.

En estos directos, la pareja elige un cuento y, cuando termina de leerlo, hace un experimento que se adecúa a lo que se acaban de narrar. Estas pruebas van desde modificar pajitas para que emitan sonidos que se asemejan a pájaros cantando, hasta aplicar la física a los globos. Mientras Hernández graba y lee los comentarios que va dejando la gente, Ivars hace de cuentacuentos y realiza los experimentos con ayuda de su hija Iris. Los primeros días emitían a diario, pero ahora han decidido hacer los expericuentos solo los martes. “Hemos cambiado la frecuencia, creíamos que el confinamiento no iba a durar tanto. Ahora queremos reorientar el canal y hacerlo cada semana, para a la vez ir intercalando con otros vídeos más currados. Esperamos convertir YouTube en nuestra fuente de ingresos porque creemos que no podremos volver al teatro en mucho tiempo”, cuenta la exprofesora.

La docente de primaria Miriam Sandez también ha tenido que readaptar su situación a raíz del confinamiento. En su cuenta de Instagram @abeceart lleva tiempo compartiendo los materiales que utiliza para realizar manualidades con sus alumnos. Ante la suspensión de las clases, Sandez recibió multitud de peticiones tanto de compañeros de profesión como de padres para que les enseñara cómo ver estos contenidos desde casa. Así, se le ocurrió la idea de convocar a otros profesores y hacer con ellos una serie de directos llamados Happy Days. “Son jornadas educativas todos los lunes, martes y miércoles de 15.00 a 20.00. Ahí enseñamos formación online o distintas actividades”, explica la profesora.

Dentro de estos directos, se le ocurrió dedicar uno entero a enseñar experimentos. “Como sabía que iba a ser muy difícil que me siguieran desde casa sin ver los pasos y que tuvieran los materiales, lo subí todo el día de antes explicado en un documento”, cuenta. La gran acogida que tuvo esta actividad hizo que decidiera dedicar otro directo más a este tipo de demostraciones, además de subir su correspondiente pdf donde detalla todos los pasos. En total, son más de 20 experimentos (que van desde hacer un proyector casero hasta preparar una masa que pasa de ser compacta a líquida en pocos segundos) para niños tanto de educación infantil, como de primaria. “Son adaptables en función de la edad. Mientras que, por ejemplo, con la masa, a los más mayores se les puede explicar la diferencia entre heterogénea y homogénea, con los más pequeños solo se trabajaría las texturas”, explica Sandez.

La astrónoma mexicana de 72 años Julieta Fierro siempre ha tenido claro que la experimentación es clave para la divulgación de la ciencia. Cuando daba clases online a alumnos universitarios, les mostraba experimentos sencillos para explicar los fenómenos astronómicos. Pensó que sería interesante compartir con todo el mundo estas sencillas demostraciones. De esta manera creó, con la colaboración del matemático Damián Real y el físico Diego García, la página de Facebook Quantos de Ciencia. Ahora con la cuarentena, está subiendo vídeos nuevos para aquellos abuelos que quieran entretener a sus nietos con ciencia, idea que sacó de su propia experiencia personal. “Uno de mis hijos me pidió que le diera clases a distancia todos los días a su hijo pequeño. Así que con las cosas que tenía a mano comencé a enseñar a realizar experimentos que se podían repetir en casa”, explica Fiero.

Por si te has quedado con más ganas de ciencia, a continuación te proponemos otras actividades:

– Te recordamos esta iniciativa que mencionó EL PAÍS hace unas semanas. Unos estudiantes de segundo grado han diseñado una colección de experimentos científicos (todos con su correspondiente vídeo) para todos los cursos de primaria, que van desde cómo hinchar un globo sin soplar a hacer un volcán en erupción. Puedes consultarlos en este extenso pdf, dividido entre primer ciclo de primaria y segundo.

– La UCM, en colaboración con la Federación de Asociaciones Astronómicas de España, ha lanzado el proyecto AZOTEA, con el que pretenden fotografiar y monitorizar el cielo durante y tras el confinamiento. En él, según especifica la página web, puede participar “cualquier persona interesada que disponga de una cámara fotográfica digital”.

– ¿Crees que sabes mucho de ciencia? Compruébalo a través de la app Hi Score Science. A través, de esta aplicación desarrollada por el CSIC, podrás hacer tests para poner a prueba tus conocimientos científicos. Esta cuarentena han sacado un nuevo modo online, para que también puedas probarte frente a usuarios de cualquier parte del mundo.

VIA EL PAIS:

https://verne.elpais.com/verne/2020/04/17/articulo/1587134864_440387.html

A %d blogueros les gusta esto: