Enseña a tus hijos … a no tomar azúcar

28 Mar

VÍA tueligesloquecomes.com


En el post de hoy os traigo una infografía y un vídeo para explicar las cifras máximas de azúcar que se podrían tomar (aunque lo ideal sería no tomar NADA) y concienciar sobre la gran cantidad de  productos hiperprocesados que lo contienen, además de poner a la vista técnicas habituales de la industria para conseguir más ventas disfrazando como saludables productos que no lo son y, también hay que decirlo, algunas prácticas nada saludables en muchas familias con respecto a los cumpleaños de sus hijos.

 

 

Así, en el vídeo os  intento explicar de manera muy gráfica el problema que tenemos con los azúcares libres que incluyen los monosacáridos y los disacáridos añadidos a los alimentos por los fabricantes, los cocineros o los consumidores, así como los azúcares presentes de forma natural en la miel, los jarabes, los jugos de fruta y los concentrados de jugo de fruta. Los azúcares libres se diferencian de los azúcares intrínsecos que se encuentran en las frutas y las verduras enteras frescas. Estas últimas frases están copiadas literalmente de este informe de la OMS.

En la infografía que he diseñado con muñequitos Playmobil (guardo en buen estado los de mis hijos) pongo las cifras que no deberíamos de rebasar (lo ideal sería cero en cualquier edad y condición) porque hay personas que piensan que son cifras recomendadas, como si fueran un mínimo, y no es así. Tampoco es cuestión de ponernos en el otro lado, como afirman algunos sitios webs y tachar al azúcar como un veneno porque no lo es; simplemente, es prescindible, y cuanto menos mejor; que no te vendan la moto aquellos que te dicen que es necesario para nuestro cerebro, que es combustible o energía rápida para poder tirar en el día a día o si tienes “un bajón”, entendiéndase como se quiera esa locución. A este respecto, os recomiendo un buen post de Oscar Picazo, aquí.

Los niños de 0 a 2 años no deberían tomar nada de azúcar y sal; y posteriormente, aunque no es en absoluto necesario, como nos quieren hacer creer, como he dicho antes, estaría bien no superar los 12-15g, esto es 3-4 terrones o cucharaditas. En este vídeo, muestro algunos de los productos, que disfrazados de “adaptados” para bebés y niños, llevan azúcares añadidos que no deberían llevar (en el caso de los dirigidos a lactantes) y otros, con demasiado azúcar, que se ofertan en grandes packs o con regalos o con envoltorios, que buscan de manera evidente atraer a los niños.

En el recorrido desde la época de bebé hasta la adolescencia, podemos comprobar al final del vídeo, cómo la industria del Big Food y del Big Soda busca el consumo irresponsable regalando sin control bebidas azucaradas en las cadenas de comida rápida,  y ofreciendo y publicitando con grandes inversiones (regalan unidades y lo promocionan en universidades) latas de bebidas energéticas con dosis elevadísimas de azúcar y cafeína, entre otras sustancias.

 

Unos estudiantes reivindican con esta producción la necesidad de potenciar la comunicación en persona

26 Mar

VÍA elpais.com

Maquillarte para sacarte una foto recién levantada, alardear de una bebida sana que en realidad no te gusta o publicar una instantánea junto a tu novio en un momento feliz con él, cuando no estáis ni hablando. Estas y otras escenas aparecen en este vídeo, que pretende denunciar el postureo excesivo al que llegan algunos usuarios de las redes sociales. La grabación ha sido producida por dos estudiantes mexicanos, Eddie Silva y Valeria Rodriguez, y el youtuber Lord Hendrick (Enrique Padilla), dentro de su proyecto Discover Monterrey. Según los autores, la iniciativa pretende concienciar a la juventud de que “no es tan importante un like” o “estar todo el tiempo en las redes sociales”, sino “potenciar la comunicación en persona”.

Ponencia de Alberto Soler: “¿De verdad hay niños buenos y malos?”

23 Mar

Alberto Soler, conocido psicólogo y bloguero, nos habló en su ponencia de la importancia de desterrar las etiquetas en la educación de nuestros hijos, porque las etiquetas son peligrosas y dejan poco margen de actuación a la persona que etiquetamos. Recordó que “los niños que etiquetamos como buenos son los fáciles de manejar en el día a día, y los malos los que cuesta más manejar. Y esto tiene mucho que ver con los problemas de conciliación” y subrayó que somos contradictorios porque, cuando nuestro niño sea adolescentes , ¿vamos a querer que sea muy fácil de manejar por su grupo de amigos, esos que se drogan y hacen cosas malas?”. Frente a las etiquetas, Alberto propone atender la conducta de manera específica y proporcionada y recuerda que a nuestros hijos “hay que animarles y no castigarles cuando hacen valer su voz”.

David Calle, el profesor madrileño de YouTube, cuyos vídeos le han convertido en finalista del Global Teacher Prize 2017

20 Mar

Vía antena3.com

David Calle, un ingeniero dedicado a la enseñanza tras perder su empleo en el sector de las telecomunicaciones se dio cuenta de que las clases que reciben los alumnos no son suficientes. Comenzó a subir vídeos en Youtube para ayudar a sus alumnos y a los que no podían pagarse unas clases. Ahora cuenta con 660.000 suscriptores y unos 700 vídeos.

Resultado de imagen de david calle youtube

“Quería ser el profesor de veinte niños y me convertí en el de 20 millones”. Así comienza la historia de Unicoos, el canal educativo de Youtube creado por el madrileño David Calle y que le ha convertido en finalista del galardón Global Teacher Prize 2017 que premia al mejor maestro del mundo.

El profesor explica en una entrevista, con motivo de la presentación de un programa de innovación en Zaragoza, que en 2005 una crisis en el sector de las telecomunicaciones le dejó en el paro y le hizo volver como solución momentánea a la academia donde había dado clases durante su etapa como estudiante de ingeniería. Dos años después tuvo que tomar una decisión: volver a la telecomunicación, donde ganaría mucho más dinero, o continuar con la docencia, que se había revelado como una vocación oculta.

Apostó fuerte por la segunda y fundó su propia academia en 2005 en las afueras de Madrid ya que descubrió que “no hay nada más apasionante que la sonrisa de un chaval cuando entiende un ejercicio o el ánimo que le puedes transmitir cuando ha suspendido un examen”.

“Quería ser el profesor de veinte niños y me convertí en el de 20 millones”

Pero las horas de clase en la academia no eran suficientes para que los niños terminaran de entender las matemáticas, la física, la química y la tecnología, por lo que decidió comenzar a subir vídeos en Youtube. “Pensé que podría matar dos pájaros de un tiro grabando los vídeos para los niños de mi academia y otros, que me constaba que no podían permitirse pagarse unas clases”, recuerda.

“No hay nada más apasionante que la sonrisa de un chaval cuando entiende un ejercicio”

Así surgió el germen de su canal de Youtube, Unicoos, donde Calle enseña matemáticas y ciencias para alumnos de instituto y universidad y que se ha convertido en el mayor canal educativo de habla hispana en el mundo, con 660.000 suscriptores y unos 700 vídeos.

De esta manera, las ecuaciones de segundo grado, las raíces cuadradas o las integrales son mucho más fáciles para los alumnos que ven sus vídeos, principalmente desde España y América Latina. Y es que, para Calle, a las matemáticas se entra “con muchos prejuicios” y un truco para que los alumnos las entiendan es “ponerles ejemplos de la vida real y de lo que les apasiona como los videojuegos o sus series y dibujos animados favoritos”.

“Si no, llega un momento en el que los alumnos dejan de pensar en para qué sirve realmente eso, no encuentran el sentido a hacer divisiones y multiplicaciones porque sí y le cogen manía a la asignatura”, relata el profesor.

Pero la clave principal del éxito de los vídeos de este madrileño es que les transmite “pasión, energía y ganas de superarse” y les recuerda “que no tienen por qué ser los mejores, sino todo lo mejores que puedan llegar a ser”.

Entre los miles de relatos de alumnos que recibe, Calle recuerda especialmente el de una niña guatemalteca que con lo que su padre había conseguido ahorrar en clases particulares y academias había contribuido a la construcción de un pozo en su pueblo. “Se puede ayudar no sólo a tus alumnos más cercanos sino a gente que está en otros países y que tiene muchísimos problemas económicos”, apunta este profesor que destina lo “poquito” que gana con las visualizaciones de sus vídeos en Youtube a mejorar el canal de Unicoos y la página web que ha creado recientemente.

Ahora, como finalista del Global Teacher Prize, que premia con un millón de dólares el proyecto del profesor más excepcional, David Calle sueña con poder contratar profesores para grabar vídeos de otras asignaturas y un equipo técnico, ya que aunque en la actualidad cuenta con la ayuda de dos ingenieros y dos profesores, confiesa que “está pluriempleado y no da a basto”.

Todavía sorprendido por su nominación, Calle piensa en todo lo que Unicoos podría crecer con el premio: “si desde una buhardilla ayudamos a millones de alumnos, imagínate lo que se podría llegar a hacer con un millón de euros”.

Qué hacer (y qué no) en el grupo de WhatsApp de padres del colegio

17 Mar

VÍA abc.es/familia/educacion

En ocasiones, la raya roja entre el buen uso y el abuso de estos grupos de progenitores de niños en edad escolar es difusa

Qué hacer (y qué no) en el grupo de WhatsApp de padres del colegio

Las fotos personales de las paellas del domingo, los goles de nuestro equipo favorito, los postres hechos en casa o el descuento de turno. ¿Dónde está el límite a la hora de enviar ciertos mensajes en los grupos de WhatsApp de padres del colegio? ¿Cómo podemos hacer un mejor uso de la herramienta sin caer en el absurdo? Es habitual que por cada hijo se formen grupos de clase, de extraescolares, cumpleaños, o festivales de fin de curso con el objeto de disponer de un canal de comunicación ágil que ayude a mantenerse informados sobre novedades e imprevistos. El chat sustituye a los corrillos de la puerta del colegio, y puede ser un medio muy eficaz para distribuir información importante en cuestión de segundos.

Entonces… ¿por qué tiene tan mala fama? Los problemas surgen, explica Guillermo Cánovas, director del Observatorio para la Promoción del Uso Saludable de la Tecnología: EducaLIKE, «cuando algunas familias hacen un uso inapropiado que puede derivar en distintos malentendidos, como sucede en no pocas ocasiones». Una de ellas, «y quizá la más habitual –prosigue–, es el bombardeo constante de mensajes sobre cuestiones poco relevantes o que solo afectan a algunos alumnos».

Bombardeo constante

Muchos padres, continua este experto, «se quejan de que al abrir los mensajes de grupo pueden encontrarse a veces con 100 o 200 mensajes sobre intendencia tipo “¿quién ha cogido el baby de mi hijo?” al que se suceden docenas de mensajes del tipo:“yo no” “yo tampoco” “luego lo miro” , “a mi me pasó el viernes”, “así que si alguien ha encontrado el de fulanito, que me lo deje en la mochila”, “¿has preguntado en conserjería?».

«Tienen cosas buenas, pero la mayoría de las conversaciones son de este tipo, que no son del todo informativas y están llenas de emoticonos de besitos y aplausos pero, sobre todo, el principal error que cometen los padres es el de sacar a sus hijos las castañas de fuego, preguntando por fechas de exámenes y deberes», remarca Eva Bailén, autora del libro «Cómo sobrevivir a los deberes de tu hijo».

Asumir responsabilidades

Es por este motivo por el que a muchos profesores tampoco les gusta el empleo que los padres hacen de los grupos de WhatsApp. «Mi padre no descolgó un teléfono jamás para preguntar cuáles eran mis deberes. Si al niño se le olvida su tarea, es su problema. Estamos eximiendo a los menores de sus responsabilidades», apunta el docente y autor de numerosos libros de educación Óscar González.

Este tipo de acciones a través de la herramienta de WhatsApp «nos llevan a la hiperprotección de los niños», añade Eva Millet, madre, periodista y autora del libro «Hiperpaternidad». «Pidiendo que manden una foto de la página de tareas al chat de clase nos convertimos en la agenda de nuestros hjos, en madre secretaria, en su asistente personal… y les hacemos flaco favor», advierte.

Así lo corrobora la psicóloga Silvia Álava, del centro de psicología Álava Reyes, para quien «la responsabilidad de lo que pasa en el colegio es del niño, que es quien debe saber cuáles son sus deberes, qué día son las excursiones, o cuándo tiene que llevar la flauta o el bocadillo». Esta cuestión es, a juicio de Álava, «más grave de lo que parece»: «Al final, con estos grupos de WhatsApp estamos haciendo niños especialmente cómodos, e impidiendo que aprendan a asumir las responsabilidades que les corresponden según su edad».

No es poco frecuente tampoco, señala Cánovas, que algunos de estos grupos se utilicen «para poner en común quejas, acusaciones o juicios de valor sobre personal del centro educativo, produciéndose en ocasiones verdaderos linchamientos virtuales, en lugar de utilizar los canales adecuados ya establecidos para cada situación». Sean profesores o no, utilizar el chat para atacar, discutir o agredir verbalmente a otro integrante es algo que, a juicio del policía Pere Cervantes, coautor junto con Oliver Tauste del libro «Tranki pap@s», no se debería hacer jamás «primero, porque podría ser constitutivo de delito, y segundo, porque el cara a cara todavía suele funcionar».

Abandonar el grupo

Ante situaciones como estas hay padres y madres (mayoritarias en estas lides) que optan por salirse de los grupos. «Deberíamos evitar juzgar a quien decida dejar de pertenecer al grupo. Todo el mundo puede tener motivos para salir de dichos chats en un momento dado, pero casi nunca su objetivo es molestar u ofender a los demás. Seguro que preferirían salir de forma discreta y sin hacer que nadie se sintiera mal, pero no pueden evitar que aparezca el dichoso mensajito de “fulanito” ha abandonado el grupo». aclara Cánovas. «En cualquier caso, no se peor madre o padre por esto», concluye Millet. Porque como dice B. D, madre de una niña en edad escolar, «yo no estoy en ninguno, y mi hija ha sacado súper buenas notas y tiene un montón de amigas».

O permanecer, con sentido común

Lo cierto es que sí hay muchos padres de nativos digitales interesados en esta herramienta, pero que no han recibido nunca formación sobre cómo utilizar correctamente los medios que la tecnología pone a nuestro alcance, lo que da lugar a la improvisación sobre la marcha. Pero para generar buen ambiente y que el grupo sea útil hay algo que según Guillermo Cánovas nunca falla: «El sentido común, y procurar que no se llene de mensajes que no interesan a la mayoría. Seamos constructivos y no olvidemos que los niños aprenden de la forma que sus padres se relacionan entre ellos y con el colegio».

 

SE CONVOCA ASAMBLEA PARA SOCIOS DEL AMPA

17 Mar

AMPA

Estimados padres y madres, por medio de la presente se convoca Asamblea General el martes día 21 de marzo a las 18:00 h. en el C.E.I.P. Alfares, con el fin de tratar el siguiente

ORDEN DEL DÍA

 

1.-  Lectura y aprobación, si procede, del acta de la reunión anterior.

2.-  Presentación de propuestas de fiesta de convivencia (fiesta fin de curso).

3.-  Presentación de propuestas de aula de “Buenas tardes”.

4.-  Información sobre las reclamaciones y seguimiento del servicio de comedor escolar.

5.-  Presentación de propuesta de sondeo entre padres para identificar temáticas de interés para nuevas actividades extraescolares.

6.- Ruegos y preguntas.

Dada la importancia de los temas a tratar se ruega encarecidamente la asistencia a la reunión.

Sevilla, 15 de marzo de 2016

El presidente

“Hay que acabar con el formato de clases de 50 minutos”

14 Mar

VÍA elpais.com

El doctor en Medicina apuesta por cambiar las metodologías pero pide cautela ante la aplicación de la neurociencia a la educación

Francisco Mora, doctor en Medicina y Neurociencia, en su despacho de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense.

La neuroeducación, la disciplina que estudia cómo aprende el cerebro, está dinamitando las metodologías tradicionales de enseñanza. Su principal aportación es que el cerebro necesita emocionarse para aprender y desde hace unos años no hay idea innovadora que se dé por válida que no contenga ese principio. Sin embargo, uno de los máximos referentes en España dentro de este campo, el doctor en Medicina Francisco Mora, pide cautela y advierte de que en la neuroeducación todavía hay más preguntas que respuestas.

Mora, autor del libro Neuroeducación. Solo se puede aprender aquello que se ama(Alianza), que ya cuenta con once ediciones desde 2013, es también doctor en Neurociencia por la Universidad de Oxford y se empezó a interesar por el tema en 2010, cuando acudió al primer Congreso Mundial de Neuroeducación celebrado en Perú.

Defiende que la educación puede transformarse para hacer el aprendizaje más efectivo, por ejemplo, reduciendo el tiempo de las clases a menos de 50 minutos para que los alumnos sean capaces de mantener la atención. El profesor de Fisiología Humana de la Universidad Complutense alerta de que en la educación se siguen dando por válidas concepciones erróneas sobre el cerebro, lo que él llama neuromitos. Además, Mora es adscrito al departamento de Fisiología Molecular y Biofísica de la Universidad de Iowa, en Estados Unidos.

Pregunta: ¿Por qué es importante tener en cuenta los hallazgos de la neuroeducación para transformar la forma de aprender?

Respuesta: A nivel internacional hay mucho hambre por anclar en sólido lo que hasta ahora solo han sido opiniones, y ese interés se da especialmente en los profesores. Lo que hace la neuroeducación es trasladar la información de cómo funciona el cerebro a la mejora de los procesos de aprendizaje. Por ejemplo, conocer qué estimulos despiertan la atención, que después da paso a la emoción, ya que sin estos dos factores no se produce el aprendizaje. El cerebro humano no ha cambiado en los últimos 15.000 años; podríamos tener a un niño del paleolítico inferior en un colegio y el maestro no darse cuenta. La educación tampoco ha cambiado en los últimos 200 años y ya disponemos de algunas evidencias que hacen urgente esa transformación. Hay que rediseñar la forma de enseñar.

P: ¿Cuáles son las certezas que ya se pueden aplicar?

R: Una de ellas es la edad a la que se debe aprender a leer. Hoy sabemos que los circuitos neuronales que codifican para transformar de grafema a fonema, lo que lees a lo que dices, no terminan de conformar las conexiones sinápticas hasta los seis años. Si los circuitos que te van a permitir aprender a leer no están conformados, se podrá enseñar con látigo, con sacrificio, con sufrimiento, pero no de forma natural. Si se empieza a los seis, en poquísimo tiempo se aprenderá, mientras que si se hace a los cuatro, igual se consigue pero con un enorme sufrimiento. Todo lo que es doloroso tiendes a escupirlo, no lo quieres, mientras que lo que es placentero tratas de repetirlo.

P: ¿Cuál es el principal cambio que debe afrontar el sistema educativo actual?

R: Hoy comenzamos a saber que nadie puede aprender nada si no le motiva. Es necesario despertar la curiosidad, que es el mecanismo cerebral capaz de detectar lo diferente en la monotonía diaria. Se presta atención a aquello que sobresale. Estudios recientes muestran que la adquisición de conocimientos comparte sustratos neuronales con la búsqueda de agua, alimentos o sexo. Lo placentero. Por eso hay que encender una emoción en el alumno, que es la base más importante sobre la que se sustentan los procesos de aprendizaje y memoria. Las emociones sirven para almacenar y recordar de una forma más efectiva.

P: ¿Qué estrategias puede utilizar el docente para despertar esa curiosidad?

R: Tiene que comenzar la clase con algún elemento provocador, una frase o una imagen que resulten chocantes. Romper el esquema y salir de la monotonía. Sabemos que para que un alumno preste atención en clase, no basta con exigirle que lo haga. La atención hay que evocarla con mecanismos que la psicología y la neurociencia empiezan a desentrañar. Métodos asociados a la recompensa, y no al castigo. Desde que somos mamíferos, hace más de 200 millones de años, la emoción es lo que nos mueve. Los elementos desconocidos, que nos extrañan, son los que abren la ventana de la atención, imprescindible para aprender.

P: Usted ha advertido en varias ocasiones de la necesidad de ser cautos ante las evidencias de la neuroeducación. ¿En qué punto se encuentra?

R: La neuroeducación no es como el método Montessori, no existe un decálogo que se pueda aplicar. No es todavía una disciplina académica con un cuerpo reglado de conocimientos. Necesitamos tiempo para seguir investigando porque lo que conocemos hoy en profundidad sobre el cerebro no es aplicable enteramente al día a día en el aula. Muchos científicos dicen que es muy pronto para llevar la neurociencia a las escuelas, primero porque los profesores no entienden de lo que les estás hablando y segundo porque no existe la suficiente literatura científica como para afirmar a qué edades es mejor aprender qué contenidos y cómo. Hay flashes de luz.

Sabemos que para que un alumno preste atención en clase, no basta con exigirle que lo haga

P: ¿Podría contar alguno de los más recientes?

R: Nos estamos dando cuenta, por ejemplo, de que la atención no puede mantenerse durante 50 minutos, por eso hay que romper con el formato actual de las clases. Más vale asistir a 50 clases de 10 minutos que a 10 clases de 50 minutos. En la práctica, puesto que esos formatos no se van a modificar de forma inminente, los profesores deben romper cada 15 minutos con un elemento disruptor: una anécdota sobre un investigador, una pregunta, un vídeo que plantee un tema distinto… Hace unas semanas la Universidad de Harvard me encargó diseñar un MOOC (curso online masivo y abierto) sobre Neurociencia. Tengo que concentrarlo todo en 10 minutos para que los alumnos absorban el 100% del contenido. Por ahí van a ir los tiros en el futuro.

P: En su libro Neuroeducación. Solo se puede aprender aquello que se ama alerta sobre el peligro de los llamados neuromitos. ¿Cuáles son los más extendidos?

R: Existe mucha confusión y errores de interpretación de los hechos científicos, lo que llamamos neuromitos. Uno de los más extendidos es el de que solo se utiliza el 10% de las capacidades del cerebro. Todavía se venden programas informáticos basados en él y la gente confía en poder aumentar sus capacidades y su inteligencia por encima de sus propias limitaciones. Nada puede sustituir al lento y duro proceso del trabajo y la disciplina cuando se trata de aumentar las capacidades intelectuales. Además, el cerebro utiliza todos sus recursos cada vez que se enfrenta a la resolución de problemas, a procesos de aprendizaje o de memoria.

Otro de los neuromitos es el que habla del cerebro derecho e izquierdo y de que habría que clasificar a los niños en función de cuál tienen más desarrollado. Al analizar las funciones de ambos hemisferios en el laboratorio, se ha visto que el hemisferio derecho es el creador y el izquierdo el analítico -el del lenguaje o las matemáticas-. Se ha extrapolado la idea de que hay niños con predominancia de cerebros derechos o izquierdos y se ha creado la idea equivocada, el mito, de que hay dos cerebros que trabajan de forma independiente, y que si no se hace esa separación a la hora de enseñar a los niños, se les perjudica. No existe dicha dicotomía, la transferencia de información entre ambos hemisferios es constante. Si se presentan talentos más cercanos a las matemáticas o al dibujo, no se refiere a los hemisferios, sino a la producción conjunta de ambos.

P: ¿Está influyendo la neuroeducación en otros aspectos de la enseñanza?

R: Hay un movimiento muy interesante que es el de la neuroarquitectura, que pretende crear colegios con formas innovadoras que generen bienestar mientras se aprende. La Academia de Neurociencias para el Estudio de la Arquitectura en Estados Unidos, ha reunido a arquitectos y neurocientíficos para concebir nuevos modos de construir. Nuevos edificios en los que, aún siendo importante su diseño arquitectónico, se contemple la luz, la temperatura o el ruido, que tanto influyen en el rendimiento mental.

La huelga tiene más eco en institutos y facultades que en los colegios

10 Mar
VÍA elpais.com (para leer la noticia completa pincha en el enlace)
Los sindicatos cifran en un 65% el seguimiento de los profesores. El Ministerio de Educación asegura que ha habido “una incidencia mínima”
Un estudiante en la manifestación contra la LOMCE en Valencia. BRENDA CANATELLI / ATLAS

Cuatro años después de que se aprobara la polémica reforma educativa del PP y con un pacto educativo en negociación en el Congreso de los Diputados, se ha convocado este jueves una huelga general educativa, desde infantil a la Universidad. La promueven hasta 10 asociaciones de alumnos, familias y profesores que reclaman que se derogue la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, la  LOMCE, que se reviertan los recortes educativos que han provocado la pérdida de unos 30.000 profesores y un cambio en el sistema de becas aprobado en 2012, que ha supuesto una reducción de la cuantía que reciben los estudiantes, entre otras peticiones.

 

Los sindicatos docentes (CC OO, UGT y STES) han cifrado el seguimiento en un 65% de media en todas las etapas en el caso de trabajadores de la enseñanza (profesores y administrativos) y un paro de alumnos y familias “que ha distorsionado la normalidad académica en todos los centros del país” con un 85% de seguimiento, señalan. El Ministerio de Educación asegura que ha habido una “incidencia mínima” y “sin incidentes” salvo los protagonizados a primera hora por piquetes de dos universidades madrileñas. “No hay razones objetivas en estos momentos para una huelga de estas características y por eso es lógico que el seguimiento sea mínimo”, ha dicho el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, en el Congreso de los Diputados.

Las protestas han continuado por la tarde con más de 50 manifestaciones en distintas ciudades. Varios miles de alumnos, padres y docentes se han manifestado de forma conjunta esta tarde en Madrid, entre Neptuno y Sevilla, pasando frente al Ministerio de Educación, como colofón la jornada de huelga. Les acompañaba una banda de música y otra de batucada. Y coreaban lemas como “De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste” o “el que no vote es del Partido Popular”.

 

Aunque el Gobierno ha dado marcha atrás con las reválidas, quedan puntos calientes en la ley muy contestada desde la calle y desde las comunidades no gobernadas por el PP, que ahora son mayoría. “No nos engañan, la LOMCE sigue en marcha”, gritaban los centenares de estudiantes que han recorrido a las 12 la calle madrileña de Atocha en una manifestación.

La de este jueves es la jornada número 24 de protesta educativa desde 2012. El pasado octubre, hubo movilizaciones multitudinarias para frenar las reválidas, el examen externo de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato que servía para sacar el título y que finalmente ha quedado en suspenso mientras avanzan las negociaciones del pacto educativo.

En Andalucía ha seguido la huelga un 80,02% del alumnado no universitario, según datos de la Consejería de Educación, que no ha facilitado aún cifras de seguimiento de los docentes. Los sindicatos aseguran que han secundado el 45% de los profesores con “un  paro académico casi total en Secundaria y Universidad”. Toda la actividad académica de la Universidad de Sevilla ha quedado paralizada en este jueves.

“Se nota mucho el recorte del personal, tenemos a una profesora de Física dando Ética. También hay mucha incertidumbre con respecto a las asignaturas de selectividad y no hemos podido elegir las optativas que queríamos porque han reunificado los grupos”, asegura el estudiante de un instituto sevillano Alejandro Reguera, mientras prepara una pancarta en la que se lee “nos han quitado tanto que no tenemos ni miedo”. Forma parte de la recién creada plataforma de unión de institutos públicos en Sevilla llamada UNIP, que incluye a una decena de centros. “Nos hemos unido para tener más fuerza juntos y no tener que ir con los sindicatos”, dice su compañera Lucía Ramírez, de 15 años. “Tenemos pensado seguir haciendo reivindicaciones de forma conjunta”, añade.

Javier Chávez ha decidido secundar la huelga por partida doble. Como padre y como profesor interino ha acudido con su hijo a la manifestación: “Veo como se recortan los derechos de la educación pública frente a la concertada, se sufren recortes encubiertos”, considera este sevillano, que además protesta por la complejidad de los interinos de acceso a la función pública.

Cuatro adolescentes de un pueblo de Huelva se han desplazado hasta Sevilla también para defender lo que consideran su futuro: “Todavía somos jóvenes, pero queremos nos afectará lo que se decida ahora. Ya tenemos las clases masificadas, y no se sustituyen los profesores”, dice Lucía Calzada, de 14 años, ataviada con un birrete fabricado con goma eva brillante.

Padres de alumnos llaman a la huelga del 9 de marzo, “hartos de que se juegue con la educación”

9 Mar

VÍA laicismo.org

Resultado de imagen de HUELGA 9 MARZO CEAPA

La Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), mayoritaria en la enseñanza pública, llama a secundar la huelga general del próximo 9 de marzo: “Estamoshartos de que se juegue alegremente con la educación de nuestros hijos”.

En un manifiesto publicado este lunes, esta organización de padres, sostiene que “no es aceptable” seguir con la “imposición” de la LOMCE y los recortes y exige el cambio “drástico y urgente” de esta situación. “Mientras esto no ocurra, que no nos intenten acallar con eldiscurso falso de que buscan un pacto por la educación“, asevera.

A su juicio, no se puede esperar algo que “no va a ocurrir nunca” y el mensaje de que no se haga nada mientras se negocia el pacto en el Congreso de los Diputados, solo sirve para que se siga aplicando la LOMCE y para que la Educación “deje de ser un derecho fundamental”. “La huelga general del 9 de marzo volverá a ser un éxito porque sobran los motivos y estamos cansados de soportarlos”, advierten estos padres.

Asimismo, afirman que esta huelga no es contra la Subcomisión parlamentaria para el pacto educativo sino contra las “nefastas políticas” del Gobierno, que “sigue legislando contra los derechos de los alumnos”. Además, desde CEAPA indican que van a comparecer en la Cámara baja con la intención de “ayudar” para ese pacto, que será posible si “algunos partidos abandonan definitivamente la senda de la falta del diálogo”. “El Gobierno no merece la menor credibilidad“, apostillan.


Manifiesto de CEAPA sobre la huelga general educativa convocada a nivel estatal para el 9 de marzo de 2017.

LAS MADRES Y LOS PADRES DEL ALUMNADO PARAREMOS DE NUEVO LA EDUCACIÓN EL 9 DE MARZO PORQUE ESTAMOS HARTOS DE QUE SE JUEGUE ALEGREMENTE CON LA EDUCACIÓN DE NUESTROS HIJOS E HIJAS.

Lo podemos decir más alto pero no más claro: estamos hartos de que nuestros gobernantes jueguen alegremente con la educación de nuestros hijos e hijas. No es aceptable que sigamos en la situación que nos imponen con la LOMCE y los recortes. La realidad debe cambiar drásticamente de forma urgente y, mientras que ello no ocurra, que no nos intenten acallar con el discurso falso de que buscan un pacto en la educación y que conviene no hacer nada para que se pueda conseguir. Este mensaje de que no hagamos nada mientras que no tengamos un pacto, solo busca eso, que no hagamos nada, para que la LOMCE siga su camino. Esperar algo que puede no existir nunca, precedentes tenemos muchos, dinamitándolo cuando interese, rompiendo la posibilidad o convocando elecciones anticipadas que hagan morir todas las iniciativas. Y mientras dicho mensaje se difunde de forma abierta por el Gobierno del Estado y por todos cuantos forman parte de quienes sustentan dicho Gobierno o trabajan denodadamente para que éste logre sus objetivos, que no son otros que seguir aplicando la LOMCE y destrozar la educación para que deje de ser un derecho fundamental. La huelga general del 9 de marzo volverá a ser un éxito porque sobran los motivos y estamos cansados de soportarlos.

Nos impusieron la LOMCE, cuando la inmensa mayoría de la Comunidad Educativa de este país manifestábamos un rechazo frontal a dicha involución educativa. También la inmensa mayoría de los responsables políticos se mostraban en contra de la misma. Los resultados electorales le quitaron la mayoría a un Gobierno que impuso la ley aplicando su rodillo parlamentario, muestra evidente de que la sociedad no aceptó ni esta contrarreforma ni muchas otras. Pero el Gobierno sigue como si no hubiera pasado nada, pretende mantener a toda costa su nefasta ley y se permite el lujo de presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional para intentar acallar al Congreso de los Diputados y, con ello, a nuestra sociedad. Vulneran la separación de poderes y quieren maniatar al poder legislativo si no dice exclusivamente lo que ellos quieren oír. Eso sí, mientras nos dicen que perderemos fondos europeos y que ello no se puede permitir. Pero, si desde Europa se exige que sigamos recortando en educación, no podemos pensar que están pensando en nuestro bienestar, solo en ayudar a implantar el modelo social del que forma parte la LOMCE. Es imprescindible la retirada inmediata de dicho recurso, su mantenimiento bien justifica por si solo la huelga.

Nos impusieron las reválidas que recuperó la LOMCE, pero la lucha en la calle y en los tribunales, así como en los espacios en los que la Comunidad Educativa tenemos representación, hizo posible que se tuvieran que retirar. La huelga del 26 de octubre del pasado año forzó el punto y final, de momento, de las reválidas. El Gobierno pudo retirarlas antes de la misma, pero no lo hizo hasta que se vio forzado por la respuesta social en una huelga cuyo éxito no pudo ser cuestionado, señal de que solo entiende el lenguaje de la huelga, en aquella ocasión del alumnado y las familias. Otro motivo más para que se convoque y realice la del 9 de marzo. Si queremos conseguir que el Gobierno termine de moverse y podamos empezar a recuperar todo lo perdido en estos años, no cabe otra salida que volver a paralizar la educación ese día. Si queremos que las reválidas no recuperen la poca vigencia que han perdido temporalmente, la huelga debe seguir demostrando nuestro rechazo a estas políticas.

Nos impusieron los recortes que todos rechazábamos y que nuestra sociedad no se podía permitir sin ver seriamente dañado su presente y su futuro. Perdimos más de 9.000 millones de euros de financiación en la educación. Decenas de miles de docentes fueron al paro, despreciando su experiencia y obviando la necesidad de que siguieran en las aulas; perdimos importe medio en las becas que aún existen y becarios con derecho a ellas; se atacó la democracia escolar al eliminar competencias a los Consejos Escolares de los centros educativos; se vulneró el derecho a la igualdad de oportunidades para impulsar una cultura de un esfuerzo mal entendido orientada de forma perversa e injusta; se eliminaron unidades de los centros; se cerraron bibliotecas escolares; desaparecieron actividades complementarias y extraescolares; se quitaron desdobles y apoyos; se eliminó prácticamente cualquier actuación compensatoria; se cerraron comedores escolares y se perdieron comensales; se eliminaron rutas escolares; etc.; etc.; etc. En definitiva, perdimos educación. Y ganamos ratios más altas; se incrementó la precariedad laboral en los centros educativos; se agravó la desatención al alumnado y en especial al más desfavorecido; se sufren ataques constantes a la dignidad de los diferentes colectivos; recibimos el desprecio de nuestros gobernantes; repuntó el abandono educativo real que solo tapan los trucos estadísticos; se aumentaron las tasas en las universidades; se provocaron nuevos conflictos en los centros educativos al potenciar un modelo de autoridad que premia y consiente el autoritarismo; se incrementaron las deudas económicas de los centros educativos; etc.; etc.; etc. En suma, ganamos una involución educativa y social sin precedentes que el Gobierno quiere mantener y agravar.

Incluso en aquello que han tenido que ceder porque no tenían otro remedio, como en las reválidas, que ya no eran capaces ni de ponerlas en marcha a tiempo aunque las hubieran querido mantener, su actuación es francamente deplorable. A día de hoy, la inmensa mayoría del alumnado que se presentará a la nueva prueba de acceso a la universidad, aún desconoce del todo cómo será la misma, faltando apenas poco más de tres meses para ello. La desregulación promovida por la LOMCE para regocijo de las universidades, en especial de las privadas pero no solo para ellas, nos ha conducido a una situación sin precedentes, en la que los derechos del alumnado están siendo vulnerados completamente. Todavía no se ha buscado solución para el alumnado que sufre directamente en esta etapa el cambio del modelo LOE al modelo LOMCE, que está siendo gravemente perjudicado por la negativa del Ministerio de Educación a escuchar las llamadas de atención que se le han trasladado desde hace años en el sentido del perjuicio que provocarían. Tampoco tiene la más mínima justificación que la inmensa mayoría de las becas que se convocan desde el Ministerio de Educación sigan, a día de hoy, sin ser abonadas. En el fondo, se pongan la excusas que se pongan, la razón solo es una, expulsar de los estudios superiores a todo aquel alumnado al que no pueda pagárselos su familia. Defender los derechos del alumnado bien justifica la huelga del 9 de marzo.

LOMCE y recortes son las dos caras de una misma moneda. No se trata de ajustar una financiación escasa porque ésta no exista o sea imposible conseguir la necesaria. No, la realidad es que la política actual es premeditada y busca exclusivamente la perpetuación de las élites y la conservación de los privilegios. La huelga del 9 de marzo es una nueva lucha contra la injusticia que vive diariamente gran parte del alumnado, su familias, sus docentes y la sociedad en general.

El Gobierno del Estado y muchos que forman parte de quienes les sustentan como Gobierno o de quienes coinciden ideológicamente con ellos nos dicen ahora que no hagamos huelga y que demos una oportunidad a la Subcomisión Parlamentaria porque están trabajando para lograr un pacto educativo. Una de dos, o no han entendido nada o, lo que es mucho más probable, quieren confundir a la ciudadanía con un lenguaje falso. Esta huelga no es contra la Subcomisión Parlamentaria, es contra las nefastas políticas de un Gobierno que sigue legislando en contra de los derechos de nuestros hijos e hijas mientras afirma querer ese pacto. CEAPA comparecerá ante la Subcomisión con la intención de ayudar a encontrar el pacto anunciado y considera que existe alguna posibilidad si determinados partidos abandonan definitivamente la senda de la falta de diálogo, pero el Gobierno no merece la menor credibilidad. No es posible poner ni un sorbo de esperanza en un Gobierno que se la ha quitado y se la sigue quitando a nuestros hijos e hijas con cada medida que toma. No, la Subcomisión debe trabajar y olvidarse de esta huelga, no va contra sus trabajos, es el Gobierno el destinatario de ella y el que debe cambiar su actitud de forma urgente. La huelga del 9 de marzo debe contribuir a ello, ya que perder una mayoría absoluta parece que nos les ha servido de nada.

Se puede ser parte del problema o ser parte de la solución. La LOMCE, los recortes y la política educativa del Gobierno actual son parte del problema, la huelga del 9 de marzo es parte de la solución. Cada entidad y cada persona debe decidir si quiere formar parte del problema y afirmar que esto no va con ellos, o si quiere ser parte de la solución y luchar para que el escenario cambie, en esta ocasión realizando la huelga general educativa del 9 de marzo.

CEAPA es parte de la solución y por eso convoca la huelga del 9 de marzo, a la que llamamos a las familias de nuestro país a realizar como muestra del hartazgo que tenemos de políticas educativas lesivas para los derechos de nuestros hijos e hijas. ¡Basta ya!

NO A LA LOMCE, NO A LOS RECORTES, SÍ AL ESTADO DE DERECHO,

SÍ AL DERECHO A LA EDUCACIÓN DE TOD@S Y PARA TOD@S.

“El 65% de los alumnos de primaria van a estudiar carreras que no les servirán”

9 Mar

VÍA elpais.com

16.000 niños toman el MWC. Empresas como HP, Seat, Telefónica o Mastercard buscan estimular las vocaciones científicas y tecnológicas ante la falta de profesionales con este perfil.

Helena Herrero, presidenta de HP España, y Xavier García, director general de impresión de Gran Formato de la compañía, en YoMo.
Helena Herrero, presidenta de HP España, y Xavier García, director general de impresión de Gran Formato de la compañía, en YoMo.

Por primera vez no solo congresistas recorren los pasillos de la Fira de Barcelona. El Mobile ha querido que este año los niños se acerquen a la tecnología: 16.000 niños de 10 a 16 años participan durante cuatro días procedentes de distintas escuelas de Cataluña. “Queremos que descubran la ciencia, la tecnología y las matemáticas con 200 actividades diferentes en YoMo”, explica Albert Forn, responsable de mSchools, el programa de mEducation que impulsa la Mobile World Capital Barcelona.

“Es una iniciativa muy importante porque el 65% de los alumnos actuales de Primaria van a estudiar carreras para puestos de trabajo que no existirán. Estamos preparando a la gente para trabajos que no van a ser demandados”, dice Helena Herrero, presidenta de HP Inc en España.

Su empresa está participando en este nuevo evento porque cree urgente transformar la educación si se quiere tener un país con talento preparado para lo que va a venir. “La tecnología es cada vez más transversal, está transformando todas las actividades (banca, automoción, medicina, arquitectura…) y necesitamos jóvenes que entiendan cómo crear ese futuro que nos viene con el internet de las cosas o la inteligencia artificial si queremos tener un país competitivo”, añade la directiva, que reclama un pacto de Estado en educación, “porque la educación va muy ligada a la innovación”.

Varios datos dan la alarma. Las previsiones indican que en 2020 la demanda de perfiles STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas) va a crecer un 14% en Europa y un 10% en España, pero se está produciendo una preocupante disminución de matriculaciones en esas disciplinas, un 25% en Europa y un 40% en España. Además, numerosos estudios señalan una gran falta de interés por parte del público femenino a la hora de elegir estudios relacionados con estos campos. “Es una tendencia que debemos cambiar porque la innovación va a ser determinante para marcar la diferencia entre los países, y ahí el talento es clave”, prosigue Herreno, que apunta otro dato para la reflexión: al 50% de las empresas españolas le falta perfiles de este tipo.

En 2020 la demanda de perfiles STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas) va a crecer un 14% en Europa y un 10% en España, pero se está produciendo una preocupante disminución de matriculaciones en esas disciplinas, un 25% en Europa y un 40% en España

Para ayudar a estimular las vocaciones científico-tecnológicas, varias empresas se han sumado a la nueva iniciativa del MWC. Entre ellas, la británica Ascent, Seat, Telefónica, HP, Mastercard (con su programa de educación Girls4Tech), Educaweb y Humantiks, una compañía especializada en la creación de juegos interactivos con realidad virtual y realidad aumentada.

EntresD, empresa distribuidora de impresoras 3D, está realizando actividades gratuitas en torno a esta tecnología, que impacta ya en muchas industrias. “Con nuestras máquinas los alumnos descubren que pueden ser capaces de pensar en 3D, diseñar en 3D y tocar y palpar el resultado de sus ideas”, dice Marc Torras, director general de esta compañía.

Las tecnologías más innovadoras de HP también se han puesto a disposición de los más jóvenes. Juan canta mientras comprueba cómo la música se puede transformar en colores; Andrea y Paula se tapan los ojos en un experimento para entender cómo a partir de cuatro colores básicos las impresoras son capaces de imprimir en una enorme variedad de colores, y Pablo se afana en entender un poco más allá cómo es posible combinar el mundo virtual con el real. Además, seis ingenieras de la compañía buscan despertar la curiosidad de los más jóvenes compartiendo con ellos detalles de su trabajo de I+D. Y es que HP posee en Barcelona su centro de I+D más grande fuera de EE UU, con un equipo de 600 ingenieros que firman unas 100 patentes al año.

“Queremos enseñarles que la tecnología es útil, y que detrás de actos muy sencillos como hacer una foto con un móvil hay una complejidad tecnológica tremenda. Hay que despertarles la curiosidad. Y hacen falta equipos y formación específica para seguir liderando esta industria. Debemos tener claro que los países solo podrán progresar con una población potente de ingenieros”, asegura Xavi García, director del área de impresión de Gran Formato de HP.

Lo mejor, la realidad virtual

Alguno ya apunta en esa dirección. Martí se pasea entre expositores, tiene 14 años y quiere ser informático. “Me ha gustado la feria, pero lo mejor ha sido probar la realidad virtual de la Play 4, te ves dentro del juego”. No está de acuerdo un grupo de adolescentes estirados en una de las áreas de descanso. “La verdad, esperábamos ver más móviles”, dicen al unísono.

Una de las actividades de YoMo la lleva el Museo de las Matemáticas de Cornellà que ha organizado un taller para construir las cúpulas de Leonardo. Ariadna, que quiere ser actriz, periodista o guía turística, se mira con atención las piezas de madera. Está disfrutando, pero opina como Martí, lo mejor es la realidad virtual.

En el expositor de Seat hay cola; han montado una experiencia cinemática en cuatro dimensiones que reproduce una ruta por Barcelona con asientos motorizados. El movimiento universitario Xnergic muestra cómo sus robots juegan al fútbol dirigidos por el móvil. Junto a ellos, un viaje en realidad virtual por el cuerpo para ver cómo afecta la diabetes al organismo. Domènec Rusca ha trasladado su clase de programación robótica al YoMo. “Queremos aprovechar el lenguaje de programación para superar los retos de forma original y creativa”. El colegio que dirige Rusca, Escola Carrilet de Palafrugell (Girona), enseña robótica como asignatura desde P3. En YoMO también están los alumnos de IED Escuela Superior de Diseño que organizan a diario una pasarela para mostrar el futuro de la moda tecnológica.

 

A %d blogueros les gusta esto: