SM ENTREGA SU PREMIO AL ALFARES

12 Feb

http://www.juntadeandalucia.es/educacion/webportal/web/delegacion-sevilla/notas-de-prensa/-/noticia/detalle/el-ceip-alfares-galardonado-en-la-iii-edicion-del-concurso-nacional-buenas-practicas-para-el-1

Picando en la imagen entrarás en la página de la delegación de Educación de Sevilla en la que, a través de una nota de prensa, se explica el evento al que ayer tuvimos ocasión de asistir.
La comunidad educativa del Alfares, a través de las personas que se acercaron a compartir este momento, tuvo ocasión de disfrutar del encuentro, de la emotiva mesa redonda y de la charla distendida posterior.
Gracias a todos/as los asistentes, a los que participaron de una manera o de otra. Estar allí fue un grato momento para recordar y también para animarnos a seguir en ello.
Manuel Rebollo, antiguo alumno, participante de la mesa redonda, nos hizo sentir muy orgullosos/as a todos/as. Cerró la charla contando su experiencia y, escuchándole hablar, nos hizo reafirmarnos en la idea que la  línea de trabajo en equipo que se está llevando en el Alfares es la correcta.
Do you understand? Yes, I do!

La prensa recoge también el evento, como por ejemplo en20min
(pincha en el enlace) o en europapress

Aquí tenéis el vídeo que SM realizó sobre nuestro proyecto:

POSPONEMOS ALMUERZO EN EL HUERTO

12 Feb

 

Tod@s l@s soci@s del AMPA que iban a asistir, este Viernes al almuerzo, les informamos que se ha decidido posponerlo, ya que las condiciones meteorológicas no acompañan, dando probabilidad de lluvia.
Os informaremos de una próxima fecha cuando el tiempo mejore.

La educación… de los padres

12 Feb

Origen: asunmarrodan.wordpress.com

Bueno, no se sí os habéis dado cuenta de que no podemos controlar los millones de conexiones que las neuronas de nuestros hijos  llevan a cabo. No podemos controlar las nuestras, como para controlar las de ellos.


Seguro que cuando acudes a charlas de padres, al cole o a cualquier otro lugar, todo te parece fácil (desde la teoría) y te haces propósitos sobre como ser mejor madre o padre, o te prometes que a partir de ahora vas a respirar hondo antes de reñirle o castigarle.


 ¿Has observado que cuando hablamos de educación damos por hecho que nos referimos a la educación de los hijos y no a la la de los padres?


 


 Parece que los padres somos esos seres perfectos que sólo por el hecho de tener hijos, ya somos capaces de educar correctamente. Pero la realidad está un poco lejos de esto. Somos personas, más bien imperfectas y tenemos alguna manía, algún desequilibrio, alguna contradicción,… Sufrimos, tenemos expectativas que no siempre se cumplen, podemos pasar de la euforia a la tristeza, a veces sin un motivo demasiado justificado,…


Y sin embargo, no suele hablarse de todas estas “circunstancias” de los padres en las charlas.


La educación siempre se produce en dos direcciones,.. Si tu estas bien, es más fácil que tu hijo esté bien,… Si tu le gritas y pierdes el control, es más fácil que él grite, pierda el control, desarrolle problemas de atención y de autoestima,… Si hoy le dices que sí y mañana que no ante el mismo hecho, es más fácil que eluda su responsabilidad, que mienta, que su comportamiento fluctúe. Cuántos desajustados comportamientos educativos de los adultos están en las raíces de trastornos en los niños, como el manido TDHA.


Y es que es tremendamente necesaria la Inteligencia Emocional de los adultos para poder manejar bien los elementos educativos. Porque si yo no se por qué reacciono así cuando lo hago, no puedo pedirle al niño que se comporte bien socialmente, cuando a mi me interesa que lo haga.


Así que reflexiona sobre esto, busca pautas sobre inteligencia emocional (hay miles en la red y buenísimos libros sobre ello) y proponte mejorar en la medida en la que puedas, que seguro que puedes.

Porque esto no termina en nuestra casa.


Nuestros hijos son el futuro del país y del mundo y si no tendemos a formar personas equilibradas, solidarias, altruistas, empáticas, comprensivas, que sepan argumentar y debatir con sentido común,… que piensen en el bien de   todos, que sepan trabajar en equipo, que resuelvan los conflictos de manera asertiva,… Si no somos capaces de esto, pobre huella la que dejaremos sobre la tierra.


No olvidemos que las guerras las empiezan las personas.


Así que nuestra responsabilidad es mucha y, cuanto más sabemos, más responsabilidad tenemos. Y educar es una tarea bellísima, pero no tan fácil.


Y no te preocupes cuando un día no lo hagas bien, pero se capaz de pedir perdón y de intentar mejorar,… Y cuanto más te cuestiones las cosas, más mejorarás. Y cuanto más mejores, mejor te sentirás.


Grandes compañeros, la Inteligencia Emocional y el sentido común.


Mira, hay un autor que me encanta, que escribe libros bellísimos, muy sencillos y dirigidos directamente al corazón y al sentido común.


Hablo de Augusto Cury, y te recomiendo su libro “Hijos brillantes, alumnos fascinantes”. Pura delicia.

Almuerzo en el Huerto. Viernes 12 Febrero

10 Feb

Tod@s l@s soci@s del AMPA que quieran asistir, este Viernes nos reuniremos  en los merenderos cercanos al Huerto para almorzar (sobre las 14.30) y tener un ratito de encuentro antes de ponernos a trabajar.

En principio el objetivo es terminar el bancal con las maderas conseguidas por una madre del colegio (gracias Mariam), colocar estos preciosos azulejos artesanales hechos y cedidos gratuitamente por otra madre del colegio (gracias Paula) y darle un repaso a la parcela (quitar malas hierbas, revisar el riego, observar el crecimiento de lo plantado, planificar y proponer nueva siembra y nuevas actividades, ….).

Os esperamos.

 

7 formas de manejar la actitud desafiante de tus hijos

10 Feb

Origen: huffingtonpost.es

Cuando tu hijo te mira fijamente a los ojos y te dice: “No, no voy a hacerlo”, “Te odio” o “No puedes obligarme”, sientes que te está desafiando y no sabes cómo actuar.

Image Source via Getty Images

Tranquila, no eres la única.

No obstante, puedes llevar mejor este comportamiento incómodo si tratas de que la relación con tu hijo se base en la motivación más que en las consecuencias negativas y en el castigo. Aquí tienes siete estrategias que te ayudarán a no desmoronarte cuando tengas que enfrentarte a un comportamiento desafiante por parte de tus hijos.

1. No te lo tomes de forma personal

Cuando tu hijo se niega a desayunar, no lo hace con la intención de frustrarte. Cuando la niña no quiere subirse al coche, no lo hace para molestarte. Un comportamiento desafiante y fuera de lugar es la señal de que tu hijo se siente desconectado. Los niños que se portan mal no lo hacen para conseguir tu atención. Lo hacen porque necesitanatención y mantener la conexión contigo. Enfadarte es lo peor que puedes hacer en ese momento.

2. Piensa en el motivo de su reacción

Imagina que un día te levantas y, antes de que puedas desperezarte, alguien te dice lo que tienes que hacer. Te dicen lo que tienes que ponerte, lo que tienes que comer, a la hora a la que deber salir de casa, y así sucesivamente. No digo que haya que dejar que los niños tomen las riendas, pero si intentas ponerte en su lugar, con su casi inexistente autonomía, quizás entiendes su deseo de poder, aunque sea poder para desafiar.

3. Habla contigo misma

No hay mejor manera para tranquilizarse que hablar con uno mismo. Para asimilar que no es un ataque personal contra ti, tendrás que hablar con tu yo interno y dilucidar qué es lo que está ocurriendo. Esto significa que cuando el niño empieza con su “No quiero vestiiiirme” y tu primera reacción es “¡NO ME IMPORTA! ¡VÍSTETE AHORA MISMO!”, podrías guardarte eso para ti en vez de exteriorizarlo, y decirte a ti misma: “Respira hondo. El niño se niega a vestirse y yo lo que quiero es chillar, pero puedo tranquilizarme”. Si te dices a ti misma que no quieres comenzar una discusión, te convencerás para reaccionar de forma más efectiva.

4. Reflexiona en voz alta sobre los sentimientos del niño, muestra que los tienes en cuenta

Deja que el niño exprese sus quejas, tómatelas con calma y háblale con dulzura. (Sí, se supone que esto es posible si antes has tenido una conversación contigo misma). Inténtalo con algo así: “Ya sé que no te quieres bajar del coche. Ya veo cómo te agarras al asiento y quizás estás pensando que no te vas a bajar del coche por nada del mundo”. Así, haces un pausa en mitad de la espiral de enfado en la que os habíais metido. Cuando pronuncias en voz alta (y tranquila) qué es lo que sucede, cuál es el problema, tu hijo se siente reconocido. Y como no te estás implicando en ningún tipo de lucha por el poder, no hay ni autoridad ni control contra la que el niño pueda reaccionar.

5. Párale los pies solo cuando se ponga agresivo

Me refiero a que cuando tu hijo pierde completamente los nervios no hay forma de hacerle entrar en razón. Si se pone tonto por algo, mantén la calma y déjale hasta que se tranquilice. Eso sí, si empieza a dar golpes, sujétale los brazos y dile “eso no te lo consiento”. Si contraataca y se pone a gritar “te odio, eres la peor madre del mundo”, no tengas en cuenta sus palabras. Al menos ha pasado de expresar de forma muy inapropiada su agobio y su enfado (mediante golpes) a otro modo un poco más civilizado (ponerse a gritar). No lo hagas más difícil. Demuestra que tu corteza prefrontal está completamente desarrollada. Tú puedes.

6. Ten una opinión positiva de tu hijo

Considera que criar a unos individuos respetuosos, amables y productivos forma parte de una maratón, no de un sprint. Este es otro momento perfecto para que tengas una conversación contigo misma: “Mi hijo es pequeño y todavía está aprendiendo. Su cerebro aún no está desarrollado del todo y necesita que le guíe con cuidado”. Confía en él para las cosas del día a día. Quizás se empeña en no salir de casa a una hora concreta, pero probablemente no tenga problema en hacerlo diez minutos más tarde. Piensa que al final te hará caso.

7. Utiliza el humor y los juegos de poder

El humor, si se usa de manera sabia, es una herramienta muy valiosa. Te sugiero que emplees un tono gracioso evitando el sarcasmo y la burla. Si tu hijo se resiste a lavarse los dientes, puedes decir: “Mmm, pues si cierras la boca, me imagino que es porque prefieres cepillarte la nariz y los oídos en su lugar”. Ríete y ellos se reirán… y después de las risitas, serán obedientes. Los juegos de poder consisten en dejar que el niño se quede con el rol del poderoso. Tumbar a Papá es uno de nuestros juegos favoritos.

Sé que cuando las cosas se van de las manos, resulta difícil (muy difícil) mantener el control y la calma en vez de reaccionar mal, pero recuerda que tus hijos se fijan en tus gestos y los imitan. Estos consejos te ayudarán a no perder los nervios; pronto verás los resultados: mejorará la relación con tus hijos así como su comportamiento

Fundación Vicente Ferrer en Sevilla (biblioteca Infanta Elena)

9 Feb
Fundación Vicente Ferrer
Fundación Vicente Ferrer

Apreciado/a colaborador/a,

A través de estas líneas queremos invitarte a participar en las próximas actividades que la Fundación Vicente Ferrer ha organizado en Sevilla en motivo del mes que la biblioteca Infanta Elena le ha dedicado:

“MES DE LA FUNDACION VICENTE FERRER EN LA BIBLIOTECA INFANTA ELENA DE SEVILLA”

La Biblioteca Provincial de Sevilla Infanta Elena dedicará febrero a la Fundación Vicente Ferrer (FVF) y a nuestra lucha contra la pobreza extrema en la India rural.

A lo largo de todo el mes, este centro público acogerá exposiciones, actividades infantiles, ponencias y proyecciones comentadas de películas y documentales para compartir con los usuarios de la biblioteca y con todo el público sevillano la experiencia de la organización después de más de 45 años de trabajo en una de las zonas más pobres y necesitadas de la India.

Además, a través de un mercadillo de productos de comercio justo y libros aportados por el centro público, se financiará parte de un proyecto de construcción de viviendas adaptadas para personas con discapacidad en Anantapur. Será los días 19, 20 y 22 de febrero.

————————

Cuentos de la India: Cuentacuentos para niños y niñas a cargo de Encarnación Castro.Viernes, 5 de febrero. 18:00 horas.

Cine-Forum “Espera un milagro”: Con Rafa Carmona, delegado de la FVF en Andalucía.Miércoles, 10 de febrero. 18:00 horas.

Cine-Forum “Vicente Ferrer, la película”: Con Rafa Carmona, delegado de la FVF en Andalucía. Lunes, 15 de febrero. 18:00 horas.

Taller infantil de bailes indios: Con Rafa Carmona, delegado de la FVF en Andalucía.Sábado, 20 de febrero. 12:00 horas.

Mercadillo solidario de libros y productos de colaboración activa, el comercio justo de la Fundación Vicente Ferrer. 19, 20 y 22 de febrero.

Exposición “El futuro empieza hoy”: Hasta el 26 de febrero. 9:00 a 21:00 horas.

Biblioteca Infanta Elena
Av. de María Luisa, 8, 41013 Sevilla

Te animamos a que acudas con tus amistades y familiares a estas jornadas. En este enlace encontrarás toda la información http://www.juntadeandalucia.es/culturaydeporte/opencms/export/download/bibsevilla/fvfcartel.pdf

Muchas gracias por tu atención.

¿Los niños deben ser felices a toda costa?

8 Feb

Origen: asunmarrodan.wordpress.com

niño enfadado

Por supuesto que el objetivo prioritario de los padres es que sus hijos sean felices. Pero no es tan fácil discernir la fina línea que delimita los cuidados de los niños, de la tiranía. Es evidente que darles todo lo que piden para que no se frustren o para que sean como los demás, puede tener negativas consecuencias. A veces llegamos a casa y el niño ha roto sus juguetes, o le tira algo a la cabeza, que solemos tratar de resolverlo o bien por medio de la ira, o bien por medio de un lacónico: ¡”no se rompen ni se tiran las cosas”! Y nos preguntamos por qué no sabemos hacer algo tan sencillo como educar a nuestros hijos, algo que se lleva haciendo miles de años con total naturalidad. Y nos angustiamos cuando no alcanzan alguno de los objetivos que nos hemos propuesto para ellos. Y con nuestra angustia, alimentamos su angustia.

Y una de las consecuencias para ellos es que se les va generando escasa resistencia a la frustración. Entonces, los padres tienen problemas para gestionar las rabietas y se producen muchos comportamientos desafiantes. Y para nada es bueno satisfacer todos los deseos de los niños de forma inmediata.Cierta dosis de insatisfacción ayuda a evolucionar. Y deben aprender a postergar sus deseos. Los padres están cada vez mas abrumados y también se frustran. ¿Qué se hace mal? sobreprotegerles, no enseñarles a superar los obstáculos, hacerles las cosas que ya saben hacer por ellos mismos, anticiparnos a sus deseos… estos “detalles” pueden generar adolescentes infelices y adultos inmaduros.  Como consecuencia de que no es fácil aprender a resolver los problemas cuando en la etapa anterior de tu vida te han dado todo hecho. Los niños y los adolescentes saben que si hacen algo mal van a ser reprendidos,… pero cuidado,… cuando hacen algo bien, hay que decirlo igualmente. Lo peor es no decirles nada. O desequilibrar en exceso la balanza de las alabanzas y las reprimendas.

La felicidad no debe ser algo que se les de a los niños a priori, sino que la van a sentir como una consecuencia del amor equilibrado que reciben, de lo bien que hacen cosas con y para los demás, de cómo se sienten en los grupos de referencia, y de los logros que consigan.  En la infancia se pueden aprender las pautas que luego les conducirán a la felicidad. Pero no trates de adelantarte a las experiencias vitales que les conducirán a ella.

Como siempre, mesura, compostura, comprensión, equilibrio, firmeza, amor y sentido común.  O lo que es lo mismo, educar con Inteligencia Emocional.

Imagen

APTITUD/ACTITUD

6 Feb

Foto: ¡Empezando el día con energía! #cuestiondeactitud #tupuedes #creerescrear

MENÚS DE FEBRERO

5 Feb

FEBRERO 2015

FEBRERO 2015 SIN LECHE SIN TERNERA

FEBRERO 2015 CELIACA

Objetivo Primaria

4 Feb

Vía sindeberes.com

niños

Hace unos días escuché en la puerta del colegio a una mamá comentando que si su hijo sacaba un 10 en un examen ella le decía algo así como: “bien hijo, un 5 para ti y un 5 para mí”. Me dejó helada.

Muchas vueltas le he dado a esa frase desde entonces. Cierto es que los padres debemos estar pendientes de nuestros hijos, ayudarles, guiarles, reconducirles, exigirles, pero,… es eso lo que estamos haciendo?

Y es que no sé qué nos está pasando. Nuestros hijos llegan del colegio y antes de darles las buenas tardes les preguntamos qué tienen de deberes, nos sentamos a su lado a trabajar, leemos enunciados, explicamos sin darles la oportunidad de discurrir y si falta algo corremos al whatsapp a cargarnos de fotos de los distintos temas, les subrayamos los textos y se los preguntamos hasta que lo sepan rozando la perfección. Y es que, no es plato de buen gusto para nadie ver las notas de nuestros hijos rozando el suspenso.

Sin embargo, este deseo por ver unas calificaciones para enmarcar, nos está cegando olvidando los objetivos más importantes que deben alcanzar nuestros hijos a lo largo de los años de primaria, para enfrentarse a la secundaria de forma serena.

Por eso, dejando de lado los objetivos puramente académicos, los cuales podríamos resumir en adquirir una buena comprensión lectora y agilidad de cálculo, he recogido algunos de los objetivos que no deberíamos pasar por alto. (Con el fin de sacar ideas en claro para poner en práctica, tomo como punto de partida el sistema educativo español actual, en el que la mayoría de los niños de primaria lleva tareas de repaso para casa)

  1. Rutina: es muy interesante que el trabajo que tenga que realizar el niño en casa, sea en el mismo lugar, que tenga una hora de inicio, pero también una hora para finalizar. Normalmente los profesores orientan a los padres y aconsejan 10-15 minutos los primeros años, 30-35 minutos en cursos superiores. Es muy importante que nos ajustemos a ese tiempo y que los niños sepan que pasados esos minutos, se cerrarán cuadernos y libros y se recogerá todo hasta el día siguiente. Si no es capaz de completar los deberes a tiempo, poco a poco irá consiguiéndolo. Es una pena ver cómo se les pasa la tarde a muchos niños, sentados en sus mesas de estudio, pero con la cabeza en otro lugar. El límite de tiempo en las tareas, les ayudará a terminar y a disfrutar de su rato de juego después.
  2. Autonomía: los niños deben hacer solos las hojas de refuerzo que habitualmente mandan los profesores. Resolver una duda puntual y supervisar el trabajo realizado es positivo, pero si el niño es muy demandante y pregunta para ahorrarse el esfuerzo de pensar, lo ideal es que estemos en un lugar distinto de la casa cuando él haga sus deberes. Podemos explicarles antes de empezar que si tiene alguna duda, puede pasar al siguiente ejercicio o releerle el ejercicio varias veces.
  3. Responsabilidad. Nuestros hijos deben entender que la responsabilidad de traerse el material que necesita para las tareas es suya y solamente suya. Si nosotros le sacamos las lecciones del móvil, entenderá que también es nuestra, cuando nuestro papel es enseñarles a ser responsables, no ser responsables por ellos.
  4. Orden. Llevar la mochila, cuadernos, estuches y carpetas en orden. Dedicar un día a la semana para revisar material escolar, ayuda a que luego puedan centrarse más rápido en clase y en casa.
  5. Organización. Enséñale a utilizar la agenda y revísala. Creo que es una de las cosas más interesantes que podemos hacer los padres en los últimos años de primaria. El manejo adecuado de la agenda, le permitirá por un lado saber qué es lo que tiene que hacer para el día siguiente y por otro, ser consciente de lo que quedó sin hacer y de las consecuencias naturales que esto conlleva.
  6. Enseña alguna técnica de estudio y deja que la ponga en práctica él sólo. Una lectura previa del tema y subrayar palabras clave, pueden valer durante estos años.
  7. Déjale equivocarse. Esto es algo que a los padres nos da auténtico pavor, pero que los niños necesitan experimentar. No pasa nada, si un niño de primaria que no estudia un examen bien porque olvidó el libro, bien porque olvidó que había examen o bien porque simplemente decidió no estudiarlo, traiga una nota muy por debajo de lo que esperábamos. Lo importante es que sea capaz de ver y entender dónde estuvo el error y cómo solucionarlo la próxima vez.
  8. Conócele y asegúrate de que se conoce y valora a sí mismo. Hazle saber a tu hijo que hay algo en lo que realmente destaca y que le hace muy especial. La enseñanza de hoy en día, valora mucho al alumno que sobresale en matemáticas y lengua, pero no tanto a los que lo hacen en educación física o arte, y se olvida casi por completo de valorar al resolutivo, imaginativo, creativo,… Si nuestro hijo destaca porque hace maravillas con una peonza, tiene una libreta secreta llena de inventos, se sabe todas las canciones de su artista favorito en japonés o porque organiza campeonatos de pelota en el patio del colegio, poco o nada lo van a valorar en la escuela,… Si apreciamos en casa estas habilidades, nuestros hijos aprenderán a valorarse positivamente, creciendo más felices y seguros de sí mismos.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 305 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: